La solidaridad del grupo y de las empresas que han colaborado proporcionará a los camioneros comida, bebida y café en sus largos recorridos.

El grupo BNI Ansada, que agrupa a más de 40 empresarios en  la comarca de Los Pedroches, ha promovido la instalación de un punto de atención al transportista en el Polígono Industrial Dehesa Boyal de Pozoblanco. De esta manera han querido poner en valor el trabajo de los transportistas que en estos momentos está realizando un sobre esfuerzo para que productos de primera necesidad estén en los supermercados, industrias, droguerías o domicilios.

El objetivo de este espacio reside en paliar las necesidades de estos trabajadores,  un sector sobrecargado de actividad, considerado estratégico y que mantiene su actividad durante la crisis del COVID-19. Incluso con las últimas restricciones aprobadas, decenas de camiones seguirán llegando para abastecer a las empresas ubicadas en el polo industrial más importante del norte de la provincia de Córdoba. Durante el estado de alarma los transportistas tienen más dificultades para encontrar donde comer, dormir y asearse. Los aplausos que se suceden a diario para agradecer el trabajo del personal sanitario en su lucha contra la pandemia se ven acompañados estos días por muchos otros gestos. Uno de ellos con el sector del transporte que está haciendo una labor muy importante para el abastecimiento de la población.

Este punto de atención ofrecerá los servicios que habitualmente dispensa la hostelería, actividad cerrada desde hace 15 días, y se ha previsto ofrecer comida caliente, fruta y café, dulces. Dos restaurantes del grupo serán los encargados de servir la comida diariamente, una empresa de transportes será la empresa encargada de realizar la recogida de los alimentos donados por muchas empresas de Los Pedroches, para hacerlos llegar a las cocinas y a partir de ahí comenzará todo el proceso. La organización estima que se podrán servir entre 50 y 100 raciones diarias, aunque se irá viendo qué evolución tiene el servicio para adaptarlo a las demandas de los transportistas. La única condición de este Punto para el Transporte en Pozoblanco, es no recibir un pago a cambio: “No admitimos dinero”.

En este punto, que contará con todas las medidas de seguridad e higiene (una empresa de limpieza del grupo lo limpia y desinfecta diariamente) habrá neveras de conservación, microondas, raciones individuales y lo necesario para el servicio, será totalmente gratuito para los usuarios. La iniciativa ha sido muy bien acogida por los vecinos pues con ella se proporciona a los camioneros los elementos básicos a los que no tienen acceso por la declaración del estado de alarma. Un espectacular gesto de solidaridad en plena batalla contra la crisis del coronavirus.