La Guardia Civil ha denunciado en El Viso a 23 personas, muchas de ellas menores de edad, que se habían saltado las medidas restrictivas permitidas para la celebración de reuniones, al celebrar una fiesta a la que asistían unas 30 personas.

El pasado día 12 de junio, una de las patrullas del Puesto de El Viso, mientras prestaban servicio de seguridad ciudadana para la vigilancia del cumplimiento del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, escucharon en una finca cercana a la localidad, música en un tono elevado, por lo que decidieron acercase para comprobar el motivo de la misma.

Inmediatamente, los Guardias Civiles se trasladaron al lugar desde donde provenía la música, comprobando que la misma procedía de una parcela de las inmediaciones donde se encontraban unas treinta personas, logrando seis de ellas darse a la fuga, no pudiendo ser identificados, procediendo en ese momento a la identificación de otras veintitrés que estaban celebrando una fiesta. Al preguntarles si tenían conocimiento de que nos encontramos en estado de alarma debido al COVID-19, que actualmente nos encontramos en la fase 3 y que las reuniones deben tener un máximo de 20 integrantes y que se deben respetar las medidas higiénico sanitarias establecidas por las autoridades competentes, manifestaron que sí tenían conocimiento, pero que ignoraban que iban a asistir tantas personas a la fiesta.

Ante ello, los agentes les informaron que las reuniones de personas solo pueden tener un máximo de 20 integrantes, no habiendo sido respetado dicho número, por lo que se iba a proceder a la instrucción de los pertinentes expedientes de denuncia por superar el máximo permitido para asistencia a reuniones.

Asimismo, se procedió a informar de los hechos a los padres/madres o tutores legales de los mismos, ya que la mayoría de ellos eran menores de edad.