Esta mañana, a las 1 y media, ha tenido lugar el primer pleno ordinario de la legislatura del Ayuntamiento de Añora. En él se ha dado cuenta de las comisiones informativas, de la composición de la Junta de Gobierno, de los nombramientos de Tenientes de Alcalde, de las delegaciones atribuidas a los concejales y de la aceptación de dedicación exclusiva por parte del alcalde.

Aunque, el foco de la noticia no ha estado en estas dación de cuentas, sino en la no asistencia de ningún concejal de la oposición, ni del PSOE ni de Añora Unida, en señal de protesta.

Según informa Izquierda Unida en su blog, el concejal José Manuel Ríos Gamo ha entregado un escrito esta misma mañana en el Ayuntamiento donde informa que la convocatoria del pleno no ha sido notificada al menos dos días antes de su celebración, tal como dispone el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales. El grupo municipal de Añora Unida entiende que ese tiempo no es suficiente para preparar de forma responsable los plenos, por lo que se solicita al señor alcalde que se realice un aplazamiento.

Desde el grupo municipal socialista también han solicitado el aplazamiento en primera instancia y, de realizarse, su nulidad. En su caso, una de las concejalas no ha recibido en su domicilio la correspondiente notificación de la convocatoria del pleno. Además, ya dejaron de manifiesto en el pleno anterior que, a pesar de que por ley está estipulado en plazo de dos días hábiles, “no es un tiempo suficiente para la realización como grupo político de este Ayuntamiento de preparar de forma responsable la participación en los plenos“. Ante esto, también han decidido no asistir al pleno de hoy.