Francisco Buenestado, alcalde de Conquista, se reunión ayer con el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz Cruz, donde le trasladó diferentes problemas de la localidad

Entre otras cuestiones, Buenestado le habló al presidente de la Diputación de la necesidad en la Dehesa de Quebradillas, especialmente en un año seco como este, de dotarla de una infraestructura de abrevaderos automáticos para facilitar el trabajo y ahorrar costes a los ganaderos del pueblo. El presidente, por su parte, se comprometió a intentar resolver esta situación a la mayor brevedad posible.

También dio conocimiento de los importantes problemas que padecen los vecinos con el suministro eléctrico, a lo que Ruiz puso a disposición del Ayuntamiento la Agencia Provincial de la Energía.