Asaja Córdoba anima a los consumidores a comprar carne de vacuno cordobés, como los que ofrece Covap en numerosos puntos de venta

La organización agraria Asaja Córdoba ha puesto de manifiesto que, derivado de la crisis generada por el COVID 19, sobrevenida en el último mes, se están produciendo situaciones dramáticas en ciertas producciones ganaderas de la provincia de Córdoba, especialmente en las explotaciones ganaderas situadas en Los Pedroches, Guadiato y Sierra de Córdoba. “Este drama se debe fundamentalmente a la imposibilidad de dar salida a animales hacia mataderos por el cierre de ciertos mercados que absorbían estas producciones ganaderas, fundamentalmente el canal HORECA (hostelería, restauración y catering) y la exportación”.

No puede olvidarse, que este tipo de producciones son la base de miles de explotaciones ganaderas, no sólo en la zona norte de Córdoba, sino muchas otras zonas del territorio español.

El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, ha explicado que esta situación “se está apreciando claramente en el vacuno de carne en animales de más edad, donde se destinan las piezas nobles para la restauración”. Igualmente, “se ha detectado abusos por parte de compradores, ya que se están cargando animales sin precio”.

Hay retrasos y reducciones en el número de añojos y terneras sacrificadas que, a su vez, están provocando el colapso de los cebaderos que ven cómo se acumulan animales que deberían haberse sacrificado ya y que llegarán al matadero con pesos elevados que no son comerciales. A su vez, el colapso de los cebaderos ha provocado la parálisis en las ventas de pasteros porque los cebaderos no tienen plazas libres al disminuir el sacrifico de forma abrupta.

De este modo, Asaja pide al Gobierno central una serie de medidas a implantar como, por ejemplo, la puesta en marcha del almacenamiento privado, es decir, congelar la producción que no pueda absorber el mercado y sacarla cuando la situación se estabilice, por lo cual Asaja valora positivamente el anuncio realizado en el día de ayer por la Comisión Europea de poner en marcha este mecanismo, por lo que espera que se haga realidad en breve y en unas condiciones aceptables.

Asimismo, Asaja propone penalizar las prácticas abusivas para intentar disuadir a las personas que las llevan a cabo y debe prohibirse realizar compras a ganaderos sin establecer un precio en la transacción del ganado, lo cual incumple la legislación vigente. En este sentido, Asaja pide al Ministerio de Agricultura que, a través de la AICA, actúe de oficio y realice un control serio de estas prácticas abusivas.

Por otro lado, la organización agraria cree conveniente involucrar a la gran distribución para que comercialice vacuno nacional dando menos visibilidad a productos foráneos. Desde las administraciones públicas se debe involucrar a este sector económico y/para que así colabore en la crisis que se ha producido en parte del sector agrario español.

También, se debería intentar reducir, de alguna manera, las importaciones de partes nobles como chuleteros y solomillos congelados, buscar colaboraciones público-privadas para mantener líneas de sacrifico abiertas y realizar compras de estos productos por parte de las administraciones públicas para que, por ejemplo, aprovechen estos alimentos entes públicos como el ejército, hospitales, residencias, etcétera.

Por último, Asaja Córdoba anima a los consumidores a comprar carne de vacuno cordobés, como los que ofrece Covap en numerosos comercios de cercanía, supermercados de la capital y provincia cordobesa, así como grandes superficies.