• El sindicato asegura que en los últimos días se han vivido “situaciones angustiosas” por la negativa de los responsables del centro sanitario a cubrir las bajas.
  • Un caso extremo se produjo en el Área de Medicina Interna, donde sólo había una auxiliar de enfermería para atender a una treintena de pacientes ingresados.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, de Córdoba, denuncia el “caos” vivido esta pasada Semana Santa en el Hospital Comarcal Valle de los Pedroches por la falta de personal. El sindicato señala que este déficit de plantilla es consecuencia directa de que los gestores del centro sanitario pozoalbense no cubren las bajas por enfermedad ni las reducciones de jornada de sus trabajadores.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, Antonio Poyato, hace referencia a la situación “angustiosa” registrada la semana pasada en las dos plantas de Medicina Interna del hospital. Durante estas fechas festivas únicamente ha habido una auxiliar de enfermería en ese servicio para atender a unos 30 pacientes ingresados, con lo que “la sobrecarga laboral para estos profesionales ha sido insostenible”.

Este dirigente sindical también resalta la “saturación” producida en las Urgencias del Hospital Comarcal durante la Semana Santa, “ya que, como es habitual, en estas fiestas se registra un aumento de población que provoca un incremento del uso de este servicio sanitario por parte de la ciudadanía”. “Los trabajadores del centro sanitario tienen que enfrentarse así a una mayor demanda, mientras que en Urgencias faltan tanto enfermeros, auxiliares de enfermería y médicos, como personal de gestión, debido a la errónea política de los responsables del hospital de no contratar”, asegura Poyato.

El Sector de Sanidad de CSIF Córdoba afirma que esta falta de personal “deriva en una merma en la calidad de la atención que reciben los enfermos y un estado de crispación entre los profesionales del hospital, ya que no entendemos que no se cubran bajas que se conocen con suficiente antelación”. En este sentido, Poyato acusa directamente a la Dirección de Enfermería y a la Dirección-Gerencia del Área Sanitaria Norte de Córdoba de esta “desatención”, al no poner en marcha las medidas adecuadas para solucionar estos problemas, puesto que “conocían bastantes días antes de la Semana Santa las vacantes que se iban a producir, pero no hicieron nada al respecto para evitar las situaciones de caos que finalmente se han vivido en el hospital en las últimas fechas”.