El fotógrafo Peter Font expone en la Casa de la Viga de Pozoblanco sobre la Semana Santa pozoalbense. Se podrá visitar del 14 al 26 de marzo, en horario de mañana de 9:30 a 13:30 y de tarde de 19:00 a 21:00 horas. Además, los beneficios obtenidos irán destinados a Cáritas. En 17pueblos hemos estado hablado con él sobre su trabajo.

¿De dónde surge la idea de exponer? ¿Por qué a beneficio de Cáritas?
La Semana Santa del año pasado fue espléndida, salieron todas las procesiones y estuve en todas ellas tomando fotografías. Cuando terminé la última lo tuve claro, eso merecía algo más y aquí está. Sabía que, si tenía material de todas y cada una de ellas, era un buen momento para exponer. Al final y por cuestión de tiempo, supongo, la exposición quedó fuera de la programación oficial de Semana Santa y un buen amigo me propuso hacerla a beneficio de Cáritas.

Exposiciones, talleres, etc., ¿es una forma de autopromocionarse o de negocio?
Cualquier buen trabajo es a la vez una autopromoción. En mi negocio oferto talleres de iniciación igual que oferto sesiones fotográficas y reportajes. Exponer es una idea que tiene cualquier artista y es bueno enseñar tu trabajo a la gente. Ahora es algo distinto con las redes sociales, pues cualquier persona puede exponer sus fotografías y demás expresiones artísticas, aunque el matiz que tiene hacerlo de modo tradicional tiene su encanto y un valor añadido.

¿Qué opinión tienes del auge de fotógrafos, profesionales y amateurs, que invaden la comarca?
Eso no es algo exclusivo de Los Pedroches, pasa en todos lados. Es algo que va ligado al precio de las cámaras y a la cultura de las nuevas tecnologías. No podemos frenar el avance de la sociedad. Hace años había muy pocos coches por la calle y fíjate ahora. No podemos privar a nadie de hacer fotos y publicarlas, cualquiera que le guste la fotografía puede aprender y convertirse en un buen fotógrafo, es una expresión artística. El problema es que en general, se está perdiendo el gusto y el valor por la fotografía, hay personas a las que parece no importarles la calidad de las fotos y se conforman con cualquier cosa, buscan lo barato y en ocasiones gratis. Me gusta marcar la diferencia a la hora de hablar de “lo gratis”; un fotógrafo puede hacer sesiones de fotos gratuitamente para ampliar su portfolio, incluso para probar cosas nuevas y divertirse, pero de ahí a trabajar gratis o cobrar poco, hay una gran diferencia.

¿En qué detalles nos tenemos que fijar para que un fotógrafo nos dé confianza a la hora de contratarlo?
Lo principal es que el trabajo que realiza te guste. Hay diferentes profesionales, diferentes estilos y diferentes productos. Es fácil que visitando sus webs o redes sociales puedas ver a lo que se dedican y el estilo que tienen. Creo que sería más fácil responder a la pregunta de, ¿en qué detalles nos tenemos que fijar para que no nos dé confianza? Para una comunión, boda o cualquier evento especial, no nos la debemos jugar. Una buena señal para ver que no debemos confiar en su trabajo es que el precio sea muy barato.

Las fotografías son ahora más “artísticas”, ¿ha cambiado el gusto de la gente o son los fotógrafos que nos llevan por ese camino?
La tecnología avanza y la fotografía también. Las posibilidades que nos ofrecen las cámaras de hoy y los programas de edición, nada tienen que ver con los procesos químicos del antiguo revelado. Internet nos ha acercado unos a otros y el hecho de que podamos ver fotografías de todo el mundo, facilita la inspiración y nos empuja a mejorar y avanzar. Hay estilos que se ponen de moda y parecen más artísticos, pero el arte ha existido toda la vida.

A veces nos cuesta visitar exposiciones. Cuéntanos por qué debemos ver la tuya.
La Semana Santa es una expresión artística en sí misma, hay muchos momentos preciosos que no todo el mundo puede ver. La fotografía es capaz de congelar esos momentos y permitir que los contemples con detenimiento. El año pasado estuve unas 30 horas en la calle y tuve la suerte de poder vivir la Semana Santa como si fuera un elemento más. Pero las horas pasan, la semana se acaba y los momentos no se detienen, excepto que estés ahí para fotografiarlo. Voy a presentar 33 fotografías y la mayoría de ellas no se han publicado nunca. Lo que sobretodo me caracteriza es mi forma de ver la Semana Santa y creo que lo plasmo en mis fotos. Os invito a visitarla, la causa es buena y la Semana Santa está aquí ‘ya mismo’.

 

Recomendamos recorrer la Semana Santa de Pozoblanco por medio de la fotografía de Peter Font, seguro que merece la pena.