El alcalde, Santiago Cabello, destaca que la tercera edad ha tenido este año un protagonismo especial y valora la ausencia de incidentes

Más de 8.000 personas pasaron por la plaza de toros en unas fiestas en las que el transporte público va adquiriendo cada vez mayor protagonismo

El Ayuntamiento de Pozoblanco ha hecho balance de la Feria de Nuestra Señora de las Mercedes, cuya 176 edición concluyó el domingo. Entre otros datos, se certifica el fuerte impacto económico que ha tenido esta celebración, con los hoteles al cien por cien tanto en el fin de semana previo a la feria, en el que se celebró el pregón y el primer festejo taurino, como en los últimos días de las fiestas. La hostelería, tanto a través de las casetas instaladas en el recinto como en el caso urbano, también ha vivido jornadas  intensas, marcadas por la multitudinaria asistencia de público y la ausencia de incidentes. Uno de los grandes atractivos de la Feria han sido las corridas de toros, que, según estimaciones de la empresa que gestiona el coso municipal de Los Llanos, ha recibido algo más de 8.000 personas a lo largo de los tres festejos que se han programado este año en el ciclo de Las Mercedes.

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, se ha mostrado tras  conocer estos datos “muy satisfecho” por el desarrollo de una feria “pensada para todos los públicos” y en la que “los mayores han sido unos protagonistas muy especiales, pues nos han dejado compartir con ellos sus recuerdos y vivencias de ferias pasadas desde la misma noche del Pregón”. “Tenemos un modelo de Feria muy consolidado, en el que se respeta la tradición pero en el que también se proponen innovaciones para que estas fiestas sea cada más participativas, divertidas y cómodas”, ha explicado el regidor. Cabello ha dado las gracias a los “cientos de trabajadores” que hacen posible una cita festiva de tales dimensiones, y que van desde los profesionales de la hostelería a los técnicos municipales, pasando por los agentes de seguridad, por los numerosos profesionales de empresas del sector servicios involucrados en esta celebración o por los músicos de la Banda Municipal. “Son muchas las personas que trabajan mientras los demás nos divertimos y sin los cuales la Feria sería imposible”, ha explicado el alcalde.

Datos de la Oficina de Turismo

La Concejalía de Turismo ha valorado también de forma muy positiva estos días de celebraciones y ha dado a conocer algunos de los datos registrados en la Oficina que este departamento abre en el Recinto Ferial. Por allí han pasado para hacer consultas en torno a 300 personas diarias, mientras que unas 8.000 han recogido alguno de los obsequios que ofrecía el Ayuntamiento a los visitantes. El concejal de Turismo, Eduardo Lucena, también se ha referido a los dos espectáculos de fuegos artificiales,  espectaculares y con gran seguimiento, y ha querido destacar el éxito de la Zona Zero pensada para los menores. “Se ha convertido en un punto de encuentro en el que los jóvenes se divierten de forma segura y saludable, y eso permite que tengamos una Feria global, en la que todos los públicos tienen su espacio y su oferta”, ha explicado el edil. Otros puntos subrayados como importantes de esta edición han sido los conciertos al aire libre, celebrados en la zona de las Casetas Familiares y que han recibido un respaldo multitudinario, y las actividades infantiles, que se han programado por todo el recinto y que han tenido un seguimiento importante.

El concejal de Turismo, tras analizar esos datos, ha concluido que el modelo de Feria que se impulsó hace tres años “está consiguiendo los frutos deseados, en el sentido de lograr una fiestas con alta participación y en las que todos los públicos tengan una oferta especialmente pensada para ellos”. Desde Turismo también han destacado la importante innovación que supuso el transporte público y que ha permitido que miles de personas puedan llegar hasta el recinto en autobús tanto desde el propio Pozoblanco como desde los municipios vecinos de la comarca de Los Pedroches. Este año, de hecho, este servicio ha ampliado sus horarios y ha contado con una alta demanda, hasta el punto de que algunos días se ha tenido que reforzar el servicio que estaba previsto. El concejal también se ha referido al éxito del pregón, que este año estrenaba formato, con mayor participación municipal, y que logró llenar al completo el Teatro El Silo en una noche que sirvió de homenaje a la tercera edad.

El concejal de Seguridad y Tráfico, Manuel Cabrera, ha analizado por último el desarrollo de la Feria, apuntando al buen funcionamiento del servicio de limpieza tanto en los baños públicos como en los viarios del recinto. El sistema de aparcamientos, según el edil, ha funcionado con normalidad, mientras que el tráfico, a pesar de la gran afluencia de público, no ha registrado alteraciones de importancia. “Hemos vivido una Feria sin incidentes en la que ha primado la diversión”, ha concluido el edil.