La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha destacado este domingo que en España “se paró a la extrema derecha” en las elecciones generales del pasado 28 de abril, y se la podrá contener, de nuevo, en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo “porque sigue viva la generación de la Transición”.

Así lo ha destacado, durante su intervención en Pozoblanco en la Fiesta de la Rosa, junto a la candidata a la Alcaldía de dicho municipio, Rosario Rossi; del alcalde de El Viso (Córdoba) y presidente de la Mancomunidad de los Pedroches, Juan Díaz, y la vicesecretaria general del PSOE de Córdoba, Lola Amo, tras guardar un minuto de silencio inicial en memoria de Alfredo Pérez Rubalcaba.

En este contexto, Susana Díaz, quien ha recordado que, como consecuencia de la represión franquista “hoy sigue habiendo 120.000 hombres y mujeres en las cunetas, que no sabemos dónde están, ni cómo se llaman, pero les debemos la libertad y la democracia”, ha señalado que si ellos “no hubieran entregado su vida, hoy no estaríamos aquí” y, precisamente, “esa España votó el 28 de abril” en las generales, en las que, al contrario de lo ocurrido en otros países europeos, sí que “se paró a la extrema derecha”.

A este respecto y en su intervención en el acto de Pozoblanco, en el que se ha rendido homenaje a 17 socialistas, uno por cada municipio de la comarca de Los Pedroches, y a dos históricos alcaldes que no se presentan a la reelección, el de Alcaracejos, Luciano Cabrera, y el de Santa Eufemia, Elías Romero, la líder del PSOE-A ha insistido en que “hemos conseguido aquí”, al frenar el avance de la ultraderecha, “lo que no han hecho en otros lugares de Europa o del mundo”.

La respuesta, según ha precisado, es que “aquí sigue vida la generación de la Transición, porque aquí siguen vivos los abuelos y abuelas que vivieron la represión, la falta de libertad y la falta de recursos” que supuso la dictadura franquista, “porque saben lo que fue aquella España y no la quieren para sus hijos y para sus nietos”.

De hecho, según ha afirmado, “España es de todos y para todos”, y “tiene que ser justa, inclusiva y solidaria”, con lo que “no puede dejar a nadie en el camino y la tenemos que construir desde la igualdad, desde el bienestar y desde la solidaridad”.

En consecuencia, España “no se tiene que utilizar envuelta en banderas para dividir a las personas, a las familias, a los pueblos y a los territorios”, pues “no son más españoles los que se apropian de los símbolos de todos, pero dejan a las personas en el camino”.

Por eso, según ha señalado Susana Díaz, en el contexto actual y de cara las próximas citas electorales, los socialistas tienen “la responsabilidad” de impedir “que el fantasma de la extrema derecha vuelva a asomar con fuerza en este país, que no lo merece, que no olvida y que tiene que mirar al futuro desde la concordia, pero también desde la verdad”.

Esta es la razón por la que, también en defensa del autonomía andaluza, “hacen falta alcaldes socialistas, autónomos, que defiendan a esta tierra, que defiendan un proyecto compartido, en igualdad, un proyecto solidario” y ahora, “40 años después” de la Transición, los candidatos socialistas precisan “nuestro apoyo” y que se explique “cuánto nos jugamos” en las municipales del 26 de mayo.

Susana Díaz, quien ha vuelto a criticar el nombramiento de Enric Millo, exdelegado del Gobierno en Catalunya y exdirigente de CIU en la época de Jordi Pujol, como secretario general de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, como si no hubiera “gente nacida o querida en Andalucía” para defender sus intereses ante la Unión Europea (UE), ha recordado los 140 años de historia del PSOE en su compromiso con la democracia y lo que ello ha implicado en los 40 años de ayuntamientos democráticos.

En relación con ello, ha resaltado “que hace 40 años fueron los ayuntamientos los que consolidaron la democracia”, algo que fue posible gracias a quienes, aunque “no era fácil”, se presentaron bajo las siglas del PSOE a las primeras elecciones municipales democráticas tras una larga dictadura, y ahora los socialistas deben presentarse para defender todo lo logrado en 40 años de democracia, para no dar pasos atrás y, en el caso concreto de Los Pedroches, con parada del AVE en la comarca, habrá que “luchar para tener el tren que nos merecemos”, según ha dicho.

Desde Villanueva de Córdoba

La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha afirmado que, tras lograrse en las pasadas elecciones generales “un país más decente socialmente, gracias al voto de los españoles”, ahora entre los andaluces impera la “sensación” de que “tienen que rematar la faena el día 26 de mayo con gobiernos socialistas” en los municipios andaluces, “para impedir lo que pasó aquí el 2 de diciembre”.

En este sentido y en declaraciones a los periodistas, Díaz, quien ha participado en un paseo electoral por Villanueva de Córdoba acompañada por la vicesecretaria general de Política Municipal del PSOE de Córdoba, Lola Amo, y el candidato a la Alcaldía del municipio jarote, Francisco Javier Arenas, ha recordado que, a pesar de que las elecciones andaluzas las ganó el PSOE-A, hoy en la Junta de Andalucía gobiernan PP y Cs con el apoyo de Vox, y ahora se trata de impedir que el 26M, de nuevo, “se junten las derechas y nos lleven a un proceso de involución y regresión”.

Por eso no debe olvidarse que “la gente habló con mucha claridad el 28 de abril, cuando dijo que el modelo de Andalucía” no lo quieren “para España, y el día 26 de mayo van a volver a ratificar que el modelo de lo que han hecho” las derechas “en Andalucía no lo quieren tampoco para los municipios andaluces”.

El objetivo es que de las urnas salgan “alcaldes como Francisco Javier”, es decir, “gente comprometida, independiente, autónoma y capaces de levantar la voz en defensa de un progreso homogéneo, sostenible, que tenga en cuenta las distintas comarcas de Andalucía”, que tienen “mucha fortaleza, pero que, o se invierte y se apuesta por ellas en distintos sectores, diversificando, o pueden apagarse”, aludiendo con ello al fenómeno de la despoblación.

Por eso, según ha subrayado Susana Díaz, “nos jugamos muchísimo el día 26 de mayo”, estando convencida, según ha insistido, de que “los andaluces van a rematar la faena, aquí en Los Pedroches, en toda la provincia de Córdoba y en toda Andalucía”, aludiendo a cómo, en el caso del Valle de los Pedroches, hay que seguir aprovechando la ventaja que supone contar con la dehesa.

Junto a ello y en relación con la afirmación del presidente de la Junta de Andalucía y del PP-A, Juanma Moreno, de que su partido logrará una remontada electoral el 26M, respecto a sus resultados de las generales, Susana Díaz ha dicho que “en la política siempre hay que tener coherencia, porque es la mejor manera de que los ciudadanos te valoren y crean en ti”.
Por eso, “si cuando (Moreno) estaba en la oposición decía, ante cada resultado de unas elecciones, que los andaluces ponían las cosas en su sitio, pues debería tomar nota” de que en las elecciones generales y al cumplirse 100 días del Ejecutivo andaluz de PP y Cs, con el apoyo de Vox, los andaluces “hicieron una moción de censura al Gobierno de Andalucía en las urnas y que el modelo que estaban defendiendo la derecha con la extrema derecha no lo querían, ni para Andalucía, ni para España”.

En consecuencia, según ha argumentado la líder del PSOE andaluz, “cuando tú dices una cosa en el Gobierno y otra en la oposición te vuelves incoherente, y lo que consigues es que la gente no crea en ti”, opinando Díaz que el 26M ocurrirá “lo mismo” que el 28A, es decir, “que los andaluces volverán a poner las cosas en su sitio”.

De hecho, según ha argumentado, Andalucía “no se acostó una noche de izquierdas y se levantó de derechas”, sino que es “una tierra socialmente comprometida, que defiende la igualdad de oportunidades, y ese modelo social y sostenible, de presente y de futuro, lo representa el PSOE y se volverá a ver el 26 de mayo, con muchas mayorías en los ayuntamientos, e incluso recuperando alcaldías como ésta de Villanueva de Córdoba o Pozoblanco, que necesitan de esos gobiernos comprometidos para que la gente viva mejor”.