La juez María Núñez Bolaños archivó ayer la pieza política de los cursos de formación, en la que hay acusados 24 ex altos cargos del PSOE de Andalucía, entre los que se encuentra el pozoalbense Antonio Fernández, exdelegado de Empleo en Córdoba.

En el auto critica la actuación del PP-A como parte personada y a la Unidad Central Operativa (UCO) por la instrucción del caso.

La jueza coincide con la petición de la Fiscalía Anticorrupción de archivar la causa así como con la afirmación de que no existía la red de clientelismo político, como sostuvo la juez Mercedes Alaya, que abrió la causa en 2014.

Antonio Fernández, fue Alcalde de Pozoblanco durante cinco legislaturas seguidas desde 1987. En 2004 renunció a la alcaldía tras ser nombrado Delegado de Empleo de la Junta de Andalucía en Córdoba.

La reacción del PSOE-A

El secretario de Organización del PSOE de Andalucía afirma que el archivo de la llamada ‘pieza política’ sobre los cursos representa el “rotundo fracaso” de la derecha en su “montaje” contra la Junta y el PSOE y exige que “pidan perdón” por el daño causado a responsables públicos y a la imagen de la comunidad.

El secretario de Organización del PSOE de Andalucía, Juan Cornejo, ha mostrado “nuestro máximo respeto, como hacemos siempre, ante las investigaciones y resoluciones judiciales” y ha exigido “el mismo respeto y rectificaciones públicas al PP y a todos los que, como Podemos, han acompañado a la derecha en su sucia estrategia de montar una farsa en torno a los cursos de formación, con el único objetivo de atacar al Gobierno andaluz y al PSOE y sin que les importe lo más mínimo atentar contra las instituciones y la imagen de la comunidad”. “Exigimos responsabilidad a PP y Podemos tras fracasar en su intento de socavar las instituciones andaluzas con su farsa sobre la formación”, ha repetido.

Para Juan Cornejo, el archivo de la denominada ‘pieza política’ sobre la formación significa “el rotundo fracaso del PP en su intento, otro más, de construir de una trama corrupta en torno a la Junta para manchar a la Administración autonómica y a los socialistas, ensuciando el trabajo y la labor de personas entregadas al servicio público”.

“Los castillos de corrupción construidos por el PP se han desvanecido en el aire y sólo queda la inoperancia y la indignidad de un partido dispuesto a arrasar con todo, incluido el esfuerzo, la imagen y el buen nombre de personas honradas y sus familias”, ha recalcado el dirigente socialista, quien ha denunciado que “queda claro, una vez más, que la derecha ha intentado de la peor manera posible imponerse en los juzgados ante su frustración y su impotencia por no lograr imponerse en las urnas en Andalucía”.

Ha insistido en que, después de que, provincia a provincia, se estén cerrando los casos judiciales en torno a la formación, el archivo de la “falsa causa general armada por el PP con sus escuderos de Podemos en su cruzada contra el PSOE en Andalucía” evidencia que “todo era mentira, todo lo que sale por la boca de Moreno Bonilla, López Gabarro, Ruiz Sillero o Torrico sobre la formación son falacias y burdas manipulaciones”.

“El auto de la jueza deja claro lo que venimos diciendo desde el minuto uno: que no se ha constatado la existencia de red clientelar alguna y que no hubo menoscabo de fondos públicos”, ha especificado Cornejo, quien ha aclarado “que la trama corrupta de la que han hablado el PP y Podemos al unísono no existía más allá de la mentira maquiavélicamente urdida para tratar de dañar sí o sí al Gobierno andaluz y al PSOE”.

“Todo es absolutamente falso y así ha quedado probado”, ha insistido el responsable socialista, que ha cuestionado “qué van a hacer ahora Juan Manuel Moreno Bonilla y Teresa Rodríguez”. “¿Van a pedir perdón y a reconocer ante los andaluces y andaluzas que engañaban a sabiendas de que lo hacían?”, ha incidido Cornejo, quien ha exigido a PP y Podemos “disculpas y una rectificación pública”, porque “el acoso político, mediático y de todo tipo al que han sometido a responsables públicos y funcionarios no tiene precedentes y no puede dejarse correr como si aquí no hubiera pasado nada, como si no hubieran destrozado a personas honestas y sus familias”.