El alcalde de Pozoblanco avanzó ayer en rueda de prensa que el Ayuntamiento colocará cuatro cámaras en el bulevar de la avenida Villanueva de Córdoba como inicio de un plan piloto que tiene como objetivo que “Pozoblanco siga siendo un lugar tranquilo, seguro y cómodo para vivir”.

Emiliano Pozuelo ha explicado que esta medida ha dado “muy buen resultado en otros lugares donde se ha desarrollado” y, en función del balance que se haga pasado un tiempo, se verá si las cámaras de vídeo-vigilancia se colocan en otras zonas de la ciudad.

En esta misma línea, el alcalde avanzó que se intensificará la vigilancia de la limpieza de las calles y de los espacios públicos de Pozoblanco. Pozuelo ha explicado que se trabajará en distintas líneas: “Tras el cambio de la empresa que prestará este servicio, se actualizará la ordenanza de limpieza e higiene urbana que existe en Pozoblanco y que ha quedado obsoleta y se tomarán todas las medidas posibles para garantizar que Pozoblanco esté limpio”, según expresó el alcalde.