La asamblea local de Cruz Roja Española en Hinojosa del Duque ha puesto en marcha en el municipio un nuevo proyecto dirigido a ofrecer atención a personas con diversidad funcional.

Con esta nueva línea de trabajo –apoyada por el Ayuntamiento de la localidad con una aportación de 10.000 euros-, la institución humanitaria pretende solventar las necesidades de desplazamiento de personas mayores y con movilidad reducida mediante la entrada en servicio de un vehículo de transporte adaptado y la colaboración de aproximadamente una quincena de voluntarios y voluntarias.

Durante la firma del acuerdo de colaboración entre ambas instituciones, la presidenta provincial de Cruz Roja, Cándida Ruiz, agradeció la ayuda del consistorio hinojoseño “por su dilatada y fructífera trayectoria de apoyo y colaboración a las intervenciones que se llevan a cabo desde nuestra entidad en el municipio”.

Según la máxima representante provincial de la organización humanitaria, con la adquisición y uso de este nuevo vehículo adaptado se prestará un apoyo básico en colaboración con los Servicios Sociales municipales. “De esta forma”, subrayó, “podremos seguir trabajando en uno los pilares de nuestra organización, como es la atención a mayores con traslados a centros hospitalarios, gestiones administrativas, actividades sociales, encuentros lúdicos o presencia en actividades de la vida cotidiana de cualquier pueblo o ciudad”.

El alcalde de Hinojosa del Duque, Matías González, destacó por su parte el extenso proceso de negociaciones y conversaciones que se han llevado a cabo con Cruz Roja para la concreción de un proyecto que siempre ha sido apoyado por el Equipo de Gobierno y especialmente por la concejala de Bienestar, “que ha hecho del mimo una apuesta personal al ser plenamente consciente de las necesidades de nuestros mayores y personas con movilidad reducida”.

González también indicó que este sector de población “precisa de garantías suplementarias para vivir con plenitud de derechos o para participar en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos en la vida económica, social y cultural”.

Y para el presidente de Cruz Roja en la localidad, Luis Fernández, “esta actuación abarca varias cuestiones como la solidaridad por medio de la acción voluntaria y el fomento y promoción de la autonomía personal, pero, además, supone una malla social de protección contra los riesgos de exclusión social y una herramienta de apoyo humano para quienes ejercen los cuidados en familia, pudiendo ser la población beneficiaria atendida en su propio domicilio, en centros residenciales, centros de día, hospitales, etc.“