Las nuevas instalaciones tendrán capacidad para dar servicio a una población de 51.400 habitantes.

El proyecto ha sido incluido en los presupuestos autonómicos y la licitación se prevé para el año que viene con inversiones plurianuales.

El alcalde de Pozoblanco, Santiago Cabello, y la delegada provincial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Araceli Cabello, anunciaron ayer el desbloqueo administrativo del expediente de ampliación de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Pozoblanco, cuyas instalaciones han visitado. La delegada  autonómica ha avanzado que, siguiendo los trámites administrativos, se estima que para el próximo año se puede sacar ya a la licitación el proyecto.

El regidor ha explicado que desde que se puso en marcha la depuradora en 2001 ya se comprobó que la capacidad de la misma estaba limitada, por lo que se hacía necesaria una ampliación. Santiago Cabello ha recordado los pasos que se han seguido en estos últimos años desde el Consistorio para desbloquear una demanda histórica y que “gracias al nuevo gobierno de la Junta se ha agilizado”. El primer edil pozoalbense ha subrayado que serán “actuaciones de vital importancia para garantizar el buen funcionamiento de la EDAR y para que se puedan ofrecer una condiciones de calidad óptimas que eviten olores  y que permitan un mejor control de los vertidos”.

La delegada provincial ha explicado por su parte que esta actuación se inscribe dentro del Plan de Choque con cargo al canon del agua que ha diseñado el gobierno andaluz y que tiene como finalidad “mover 400 millones de euros en proyectos de depuración durante el próximo trienio”. La EDAR de Pozoblanco se encontraba entre las demandas urgentes, por lo cual se han seguido los pasos necesarios para que se desbloquee el expediente, que “ya cuenta con dotación presupuestaria con carácter plurianual que supondrá una inversión global de 5,8 millones de euros”, según la delegada. Araceli Cabello ha explicado que a partir de ahora “se deben seguir los trámites administrativos necesarios para llegar a la licitación” y ha avanzado que la estimación es que podrá licitarse en 2020. También ha ofrecido algunos datos técnicos de la actuación. Por ejemplo, ha recordado que la depuradora tendrá una capacidad de depuración de aguas residuales urbanas para 51.400 habitantes, cuando las actuales instalaciones estaban pensadas para 22.000.

Araceli Cabello ha explicado por último que con esta actuación se adaptará la EDAR a las características que impone la Unión Europea y se potenciará el bajo consumo tanto en reactivos como en energía y en mano de obra. Otro objetivo es dotar a las instalaciones de flexibilidad suficiente, con el fin de facilitar al máximo las maniobras de operación y mantenimiento de la planta. Se incorpora a su vez un diseño pensado para disminuir en todo lo posible el impacto ambiental desde el punto de vista visual y estético, al tiempo que se reducirá la emisión de olores, vibraciones y ruidos.