La Guardia Civil ha detenido en Pozoblanco a un residente de la localidad, de 25 años de edad, conocido por sus amplios antecedentes policiales, como supuesto autor de cuatro delitos de robo con fuerza y un delito de hurto, cometidos en vehículos que se encontraban estacionados en la localidad.

La Guardia Civil de Pozoblanco venía detectando los últimos meses, que se estaban cometiendo robos con fuerza y hurtos en vehículos que se encontraban estacionados en diferentes calles de la localidad, donde autor/es desconocidos tras forzar los accesos de los mismos, sustraían efectos de poco peso, fáciles de transportar y vender.

Ante ello, se estableció un dispositivo de servicio orientado a la prevención de este tipo de delitos y a la identificación, localización y detención del supuesto autor/es de los ilícitos.

Las primeras investigaciones unidas a los datos obtenidos en las inspecciones oculares efectuadas en los lugares donde se efectuaron los robos, permitieron sospechar que los mismos podían haber sido cometidos por una sola persona, que tenía su residencia en la localidad.

El avance de las gestiones permitió identificar el pasado día 18 a un residente de la localidad, de 25 años de edad, conocido por sus amplios antecedentes, quien tras obtenerse indicios suficientes de su implicación en los robos ha sido detenido como supuesto autor de cuatro robos con fuerza y un delito de hurto, cometidos todos ellos en vehículos que se encontraban estacionados en calles de la localidad.

Detenido y diligencias han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.