Troncoso presenta el Plan de Infraestructuras 2020, en el que a la creación, ampliación o reforma de centros educativos se incorpora un programa de bioclimatización basado en refrigeración adiabática y un proyecto piloto de energía solar fotovoltaica

La delegada de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Inmaculada Troncoso, ha informado hoy de la nueva programación de actuaciones en infraestructuras educativas del año 2020, en el que se incluyen 49 obras de creación, ampliación o mejora de centros educativos públicos de la provincia con un presupuesto programado de  7.875.467,50 millones de euros.

Esta programación, que ejecutará la Agencia Pública Andaluza de Educación, constituye la primera anualidad del Plan de Infraestructuras Educativas 2020-2027 impulsado por la Consejería de Educación y Deporte para “dar respuesta de forma ordenada y planificada a las demandas y nuevos retos del sistema público educativo andaluz en este horizonte temporal”, ha señalado Troncoso.

Bioclimatización

Con respecto a la bioclimatización, la Consejería continúa avanzando en la mejora de centros escolares con un total de 23 nuevas actuaciones con un presupuesto de 2.342.684 euros. Entre estas intervenciones se siguen incluyendo medidas pasivas tales como como la instalación de elementos de sombra en patios y fachadas, la plantación de vegetación, la construcción de porches, etc., pero destaca como novedad la puesta en marcha de un nuevo programa de bioclimatización mediante medidas activas con sistemas de refrigeración adiabática.

Entre los centros beneficiados se encuentra el CEIP Simón Obejo y Valera, de Pedroche.

Este sistema de refrigeración es una alternativa a los habituales sistemas de aire acondicionado que funciona refrigerando el aire mediante la evaporación del agua. Sus principales ventajas son el bajo consumo eléctrico, las menores emisiones de CO2 y el menor coste de inversión inicial y de funcionamiento, además de que funcionan con aire fresco, sin recirculación, mejorándose así la calidad del aire interior. Para la selección de estas actuaciones se han priorizado centros ubicados en municipios con mayor severidad climática en verano.

En esta misma línea, el plan de infraestructuras de 2020 incluye la puesta en marcha de un programa piloto para la integración de energías renovables en centros con elevados consumos de energía eléctrica.

Por último, a este plan de infraestructuras de 2020 se podrán incorporar a lo largo del año actuaciones  no programadas que surjan por necesidades o incidencias sobrevenidas, como es el caso de las urgencias técnicas o las obras de escolarización de verano, que se determinan una vez cerrado el periodo de escolarización del alumnado, según ha señalado la delegada de Educación.

Junto a las nuevas actuaciones de 2020, Troncoso ha informado que la Agencia Pública Andaluza de Educación continua gestionando las obras de programaciones anteriores (2017‐2018 y 2019) que se encuentran en diferentes fases de ejecución.

Reanudación de la contratación

En este sentido, la delegada de Educación ha señalado que la Agencia ha podido retomar ya los trámites de contratación de obras que se vieron afectados por la crisis del COVID-19, reanudándose la celebración de mesas de contratación.

Asimismo, una vez levantada la suspensión de plazos administrativos decretada como consecuencia del estado de alarma, la Agencia está retomando las licitaciones pendientes.