El Ayuntamiento de Pozoblanco ha comenzado las obras de recuperación y limpieza del entorno y  la fuente del paraje de La Guizuela.

El alcalde de la localidad, Santiago Cabello, ha expresado que “con estas obras se da respuesta a una demanda histórica que existía en nuestro municipio y mediante la que se solicitaba conservar y dar valor a una de las fuentes públicas que forman parte del patrimonio histórico pozoalbense”. Ha recordado igualmente Cabello que esta obra se enmarca dentro del Plan Renueva Pozoblanco, que ha permitido en los últimos tiempos la mejora de espacios emblemáticos como el entorno de la ermita de San Gregorio, la plaza de la Constitución y sus aledaños o la conocida como Plaza de las Obispas, en la zona de la parroquia de Santa Catalina. Todas estas iniciativas han supuesto una modernización y mejora de la accesibilidad y seguridad de esos espacios, al tiempo que se ha cuidado su carácter patrimonial con el fin de que mantengan su esencia histórica.

El regidor ha explicado que las actuaciones que se van a realizar contemplan la limpieza y mejora de las instalaciones de la fuente pública de “La Guizuela”, la puesta al día del drenaje de la misma, la mejora del pavimento y alzado del muro de granito perimetral que contiene dicha fuente. “También se mejorará el entorno de la fuente mediante la explanación y limpieza y desbroce del terreno. Además se procederá a la plantación de arboleda como  parte de las actuaciones dentro del programa Pozoblanco Verde, todo ello con el fin de que este paraje sea más accesible y agradable para el disfrute la población pero manteniendo su carácter histórico”, ha explicado Cabello, que ha destacado a su vez el impulso medioambiental que conlleva esta actuación.

El concejal de Urbanismo, Jesús Agudo, ha reseñado por su parte que, de forma previa a estas actuaciones, se realizará mejora del solado de piedra, y de pavimentos continuos de canto rodado.  Para la creación de drenajes se excavarán zanjas y se aplicarán materiales filtrantes de árido triturado para la instalación de un pozo de registro. En cuanto a pavimentos se procederá a la mejora de bordillos y peldaños de granito, levantado de muro y pavimento de granito y terrizo. Según ha precisado el edil de Urbanismo, “la mano de obra para las actuaciones se realizará con personal propio del Ayuntamiento”.

El concejal de Patrimonio Histórico, Alberto Villarejo, ha avanzado por último que, una vez concluida la reforma, se emprenderá una actividad para difundir entre los pozoalbenses la importancia que tuvieron esta fuente y otras fuentes públicas similares en el pasado de Pozoblanco. Los caños de La Guizuela, según explica el registro de manantiales de la Junta de Andalucía, están fechados en 1800 y 1896 y se utilizaron tanto para consumo humano como para la limpieza y para el abrevadero de animales. De la calidad de sus aguas, pertenecientes a la Cuenca del Guadiana, ha quedado constancia en el cancionero popular pozoalbense y en obras de autores como Luis María Ramírez de las Casas-Deza, escritor y académico que está considerado como el historiador más relevante del siglo XIX en la provincia de Córdoba.