Este domingo, 19 de mayo, tendrá lugar el segundo concurso de “Mayos” en Pedroche, tradición rescatada del olvido y que ya el año pasado tuvo un importante éxito de participación.

En 14 puntos del callejero de Pedroche, se expondrán 49 muñecos, casi el doble del año pasado, recreando escenas de todo tipo. Se podrán visitar desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la tarde.

El origen de esta costumbre estaba ligada a la llegada de la primavera y a la recogida de la cosecha, por lo que se solían mostrar escenas agrícolas. Con el tiempo, sirvieron como medio de expresión, entre la crítica y el buen humor, de aspectos sociales y políticos.

El “Mayo” es la composición de uno o varios muñecos (también llamados mayos o peleles) recreando una escena. Es un muñeco confeccionado con tela, de tamaño natural, rellenado de paja, hojas, lana, trapos, esponja, guata, etc. para dotarlo de volumen. Además, deben ir vestidos con atuendos y ropas relacionadas con el tema de la escenificación. Las caras de los mayos o peleles serán de tela y podrán ser pintados, cosidos o pegados los rasgos faciales; ojos, nariz, boca, etc.

Además, cada “Mayo” deberá llevar un escrito llamado cartela, que recoge el mensaje que se quiere transmitir, para entender la escena o simplemente para reconocer el personaje.

Esta tradición, “rescatada”, ha permitido fomentar algo esencial en la vida de un pueblo, la colaboración entre vecinos, tanto por este día, como todos los anteriores, dedicados a preparar las diferentes propuestas.

El Ayuntamiento de Pedroche colabora inicialmente con una aportación de 50 euros a cada participante, y después con la organización de un concurso donde se elegirán los cinco mejores. Los premios van desde los 100 euros para el quinto hasta los 300 euros del primero. Su entrega será a las 20:30 horas en el antiguo convento concepcionista.