El sacerdote Manuel Moreno Valero falleció en Córdoba el sábado 17, a los 79 años de edad. Era Cronista Oficial de Pozoblanco.

El alcalde de Pozoblanco, Emiliano Pozuelo, ha trasladado sus condolencias a familiares, amigos y a toda la Iglesia de Córdoba, de la que era un destacado miembro. Pozuelo destaca “la amplia labor divulgadora e investigadora desarrollada por Moreno Valero y su profundo amor por Pozoblanco y por Los Pedroches”. El alcalde destaca que “buena parte del conocimiento que tenemos sobre nuestra historia y sobre nuestras raíces se la debemos a la amplia bibliografía que nos ha legado D. Manuel Moreno, que deja un importante vacío en este campo”. Las banderas del Ayuntamiento ondean hoy a media asta.

Manuel Moreno Valero nació en Pozoblanco el 14 de febrero de 1937. Ingresó en el Seminario Conciliar “San Pelagio” en el año 1950, donde cursó la carrera eclesiástica. Después de los estudios humanísticos, hizo filosofía y finalizó sus estudios teológicos. Fue ordenado sacerdote el 17 de junio de 1962, en la parroquia de “san Mateo Apóstol” de Lucena, en el 400 Aniversario de la venida de María Santísima de Araceli.

Ha ejercido su ministerio sacerdotal como vicario parroquial en Posadas –de 1962 a 1963-; párroco en Azuel y Obejo –de 1963 a 1971-; y de Ntra. Sra. de Araceli, en la capital, donde construyó el templo y ejercía como párroco en la actualidad.

Fue llamado por Mons. Infantes Florido para colaborar en la administración como Delegado de Capellanías y encargado del Archivo General del Obispado, nombrándolo a su vez Vice-Canciller. Un cargo que se prolongó hasta 2013 siendo también nombrado Canciller Secretario General de Obispado de Córdoba, de 2008 a 2011.

Entre sus cargos ministeriales, este presbítero ha estado muchos años dedicados a la juventud, concretamente a los movimientos cristianos de la JOC y JARC, así como en el colegio Ahlzahir, donde durante 26 años ha sido director espiritual. Ha colaborado con la Administración diocesana, en el Consejo de Presbiterio del Obispo y en 2011, Mons. Demetrio Fernández lo designó Archivero diocesano. Poco después, en 2014 recibió el nombramiento de Capellán de Su Santidad. A su vez, Moreno Valero era Capellán de la Plaza de Toros de Córdoba.

Ha sido también autor de más de 22 títulos de libros sobre la historia y tradiciones de Pozoblanco y los Pedroches y multitud de artículos en revistas especializadas, siendo a su vez miembro de la Real Academia de Córdoba desde 1979.

La misa exequial tendrá lugar el lunes, a las 11 de la mañana, en la parroquia de Ntra. Sra. de Araceli de Córdoba.