Publicamos en su totalidad la nota emitida por el Grupo Municipal de Izquierda Unida de Pozoblanco en relación a las obras que el Ayuntamiento está llevando a cabo en la calle Costanilla del Risquillo.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Pozoblanco, por medio de su portavoz, Miguel Calero, critica la “falta de transparencia del equipo de Gobierno del Partido Popular durante el proceso de aprobación de las obras de remodelación del entorno del Risquillo, lugar emblemático de la población y uno de los pocos entornos de la localidad que ha resistido el paso del tiempo”.

“El proyecto, cuyas obras comenzaron el pasado lunes, fue aprobado por decreto de la alcaldía, sin pasar por la Comisión de Obras, en el primer trimestre de 2019, esto es, en la anterior legislatura. Desde entonces, ni la anterior ni la actual oposición han tenido acceso al mismo, con lo que, ha sido imposible opinar sobre el mismo, algo que también ha sucedido con las asociaciones culturales y de defensa del patrimonio de Pozoblanco.

Desde Izquierda Unida nos planteamos, en primer lugar, si estas obras de remodelación del entorno del Risquillo son verdaderamente necesarias y urgentes, a la vista de que parte de la zona registró ya una remodelación no hace mucho tiempo y, además, son muchas las personas que a través de las redes sociales están opinando que el entorno está bien tal y como está ahora. Para nuestra formación, los 203.955,88 euros que se van a gastar en ellas (127.122,00 euros procedentes del Programa Anual de Concertación y Empleo en los Municipios de la Diputación y 76.833,88 euros que pone el Ayuntamiento de Pozoblanco) estarían mejor invertidos en proyectos más necesarios (no olvidemos que la Residencia de Mayores es una prioridad). Es lo que sucede cuando se va a salto de mata y no hay una planificación ni un modelo de ciudad. Con unos presupuestos participativos, como los que siempre ha defendido Izquierda Unida Pozoblanco, los ciudadanos decidirían cómo y en qué se gastan sus dineros.

Un proyecto de remodelación de un entorno histórico como el que nos ocupa, tendría que haber tenido un consenso de toda las fuerzas políticas y la participación de asociaciones culturales y de defensa del patrimonio de Pozoblanco, que solo han sido consultadas a posteriori, cuando el proyecto ya estaba hecho.

Desde nuestra formación queremos dejar constancia que si las obras se llevan a cabo, como así parece, se respeten los valores arquitectónicos del entorno, utilizando siempre materiales propios de la zona. En el tramo de las escaleras de la Costanilla del Risquillo, mantener en lo posible el empedrado tradicional, si no es posible de la forma actual por ser un material que resbala, sí con técnicas y materiales típicos de Pozoblanco (al igual que el empedrado de la plaza de Santa Catalina o plazuela de la calle Doctor Fleming). Además, tanto para esta zona como para la colocación del posterior mobiliario urbano (bancos, farolas, papeleras) y árboles, debería consultarse con las asociaciones culturales y de defensa del patrimonio que existen en Pozoblanco.

Por último, desde Izquierda Unida Pozoblanco, urgimos al equipo de gobierno del Ayuntamiento que, de una vez por todas, redacte unas normas de construcción de fachadas homogéneas para la protección de lugares y entornos emblemáticos de la población que impidan casos similares al del edificio situado a la derecha del mismo Risquillo que afea y desvirtúa todo el entorno. Este tipo de actuaciones, negativas para el patrimonio, pueden ocurrir en cualquier momento, ya que no hay unas normas de obligatorio cumplimiento para estos casos.

Miguel Calero Fernández. Portavoz Grupo Pozoblanco
IU Andalucía