La Cofradía Hermandad de la Virgen de Luna de Villanueva de Córdoba ha informado en sus redes sociales de la exposición de la antigua mano de la Virgen, “como cada 18 de julio“, junto a la imagen de la Virgen, “para recordarnos que la sin razón y la barbarie no tienen nunca la última palabra y que asidos a Su Mano podemos soñar un futuro de paz y de concordia entre herman@s“.

Ante los comentarios suscitados a raiz de la fecha elegida, recordemos que el 18 de julio de 1936 fue la sublevación militar dirigida contra el Gobierno de la Segunda República que derivó en la Guerra Civil, la cofradía ha publicado más información sobre la mano y sobre la fecha elegida:

A modo de aclaración y sin ánimo de avivar polémicas, la historia de la misma, a grandes rasgos, es la siguiente:
El día 25 de julio de 1936, apenas una semana comenzada la funesta guerra que sumió a nuestro país en la “barbarie”, la imagen de la antigua Virgen de Luna, que se hallaba en la parroquia de San Miguel fue destruida junto con otras imágenes y enseres de la parroquia en la plaza de España. Cuentan algunas versiones que fue lanzada desde la torre y otras que simplemente fue destruida y quemada, todo eso queda para las leyendas populares mas o menos ciertas.
Al parecer, un joven, de entre las cenizas, en la Plaza de España, rescató “la mano” y la guardo en su domicilio. Posteriormente fue entregada, al por entonces párroco, D. Marcial Rodríguez, el cual, con buen criterio la guardó en secreto y con el paso de los años pasó a ser custodiada, igualmente en secreto, por su sucesor en la parroquia, D. Francisco Calero. En septiembre del año 2000, D. Francisco Calero, hizo entrega a la Cofradía de la Virgen de Luna de Villanueva de Córdoba de la preciosa reliquia conservada durante tantos años para su veneración.
Se trata de la mano izquierda de la antigua imagen, el orificio que presenta sujetaba el Niño que la virgen portaba en brazos y se encuentra en un relicario plateado realizado por la Cofradía para la conservación y culto.
El motivo por el cual se expone en estas fechas es evidente y fuera de toda suspicacia, la Virgen era del pueblo, es del pueblo y será del pueblo, no entiende de colores ni ideologías, la veneramos desde el sur, el norte, el oriente y el occidente y el recuerdo de aquellos años bárbaros solo nos tiene que unir en un abrazo de paz y concordia representado por el Fénix que resurgió del fuego y que hoy nos mira a tod@s desde un relicario expuesto en la parroquia de San Miguel, esperando que los hermanos sepamos por siempre ser dignos de ese nombre.

antigua mano de la Virgen de Luna
Fuente: Facebook Cofradía Hermandad de la Virgen de Luna de Villanueva de Córdoba