El Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba apoya la reivindicación del joven Héctor Sánchez, un estudiante del IES San Roque de Dos Torres que lleva tres años reclamando la retirada de símbolos religiosos del centro.

CCOO lamenta que “en pleno siglo XXI haya que seguir recordando a la administración que la enseñanza pública es laica y exige que ordene al mencionado centro a cumplir con la legislación”.

El Sindicato Provincial de Enseñanza de CCOO de Córdoba recuerda a la Delegación de Educación de la Junta en Córdoba que hace casi 20 años que se pronunció sobre la retirada de símbolos religiosos en las aulas de los centros educativos asegurando que “no procede la permanencia en las aulas de ningún tipo de simbología religiosa”.

Así se expresaba el entonces delegado provincial de Educación y Ciencia, José Cosano, en una respuesta sobre la retirada de dicha simbología realizada por un instituto en febrero de 2000, en la que señalaba que “nuestros sistema jurídico político está basado en el pluralismo, la libertad ideológica y religiosa de los individuos y la aconfesionalidad del Estado. Es por ello que todas las instituciones públicas y muy especialmente los centros docentes han de ser ideológicamente neutrales”.

En el mismo documento se indicaba que “esta neutralidad, que no impide la organización en los centros públicos de enseñanzas de seguimiento libre para hacer posible el derecho de los padres a elegir para sus hijos la formación religiosa y moral que está de acuerdo con sus propias convicciones, sí impone a los centros y a los docentes que desarrollen en ellos sus funciones una obligación de renuncia a cualquier forma de adoctrinamiento ideológico, ya que es la única actitud compatible con el respeto a la libertad de las familias que por decisión libre o forzadas por las circunstancias no han elegido para sus hijos centros docentes con una orientación ideológica determinada”.

De todo ello, concluye el escrito, “se infiere que no procede la permanencia en las aulas de ningún tipo de simbología religiosa”.

CCOO remarca que es inconcebible que 20 años después de esta respuesta escrita se siga discutiendo sobre una cuestión que está clara y es que los símbolos religiosos no tienen cabida en los centros escolares públicos.

En este sentido, el sindicato ha mostrado su apoyo al joven Héctor Sánchez, alumnos del IES San Roque de Dos Torres, que lleva tres años reclamando la retirada de símbolos religiosos en el centro. CCOO espera que la nueva delegada de Educación, Inmaculada Troncoso, ordene de inmediato la retirada de los objetos de carácter religioso que este alumno ha pedido que se retiren y de cumplimiento a la legislación vigente y ponga fin de una vez por todas una cuestión que la Delegación Provincial ya resolvió hace 20 años.