Publicamos el comunicado emitido por el Club Atletismo Pozoblanco Ginés explicando los motivos por los que no ha concurrido a la convocatoria de subvenciones del Ayuntamiento de Pozoblanco.

Ante las opiniones diversas que se han emitido en las redes sociales sobre la no concurrencia del Club y Escuela de Atletismo Pozoblanco-Ginés, esta entidad quiere hacer público la postura que le llevó a tomar esta decisión.

En efecto, analizadas las bases de la presente convocatoria observamos que era una copia aumentada de las anterior temporada y esto no da lugar a dudas sobre la política en materia de subvenciones que lleva la actual concejalía de deportes encaminada a favorecer grandes equipos y como los recursos son limitados, el resto debe sufrir las consecuencias. Si analizamos los cuatro grupos y las asignaciones que a cada uno de ellos se le han dado, observamos el tremendo desequilibrio que hay entre grupos favorable a los deportes de equipo no solo por asignación presupuestaria sino por que pueden optar a los cuatro grupos, mientras que deportes individuales como natación, tenis, padel, golf, hípica o atletismo entre otros sólo pueden concurrir a escuelas deportivas y a eventos.

Pero esto no es todo, hay un segundo elemento que hace imposible presentarnos, al menos para nosotros, a estas subvenciones y es la carencia de unos criterios priorizados con los que se confecciona los proyectos. Se subvenciona por igual licencias, gastos federativos, desplazamientos y dietas a competiciones oficiales, no oficiales, provinciales, andaluzas o nacionales, ropa, arbitraje, gastos de oficina, correspondencia… todo entra en un saco, se mira el total y se realiza el porcentaje de acuerdo con el dinero asignado a cada grupo. No hay un estudio de los proyectos, ni la comprobación del grado de aplicación y menos aun un seguimiento a cargo de los técnicos del Ayuntamiento sobre si lo que se expone en el proyecto se corresponde con la realidad. Ante esta carencia de reglas y de seguimiento todo el mundo se apresura a inflar su presupuesto de una forma desmedida y para ello se piden facturas que tengan los datos de la entidad deportiva como gasolina, hoteles, comidas, ropa… que teniendo un uso particular con el CIF de la entidad pasan a justificar los gastos aumentados de los clubes. Si eres un club claro y transparente, es decir pides lo que realmente necesitas, si te niegas por principios morales a engordar tus presupuestos con facturas que vienen de lo privado ¿Cómo nos podemos presentar si ya el grupo que te han asignado tiene poco dinero y los que estamos aumentamos el presupuesto y por consecuencia aumentamos la diferencia entre lo solicitado y lo concedido? Si los algo más 14000 € a los asciende nuestro proyecto nos dan entre 5000 y 6000€ ¿De dónde sacamos 8 ó 9000 € de facturas reales ? Este es el gran problema. Como no estamos dispuestos ni a buscar facturas ni a renunciar, como el año anterior a la cantidad que se nos conceda, la elección es no presentarnos.

La solución del problema pasa por cambiar la política en materia de subvenciones que ha llevado la Concejalía de Deportes en los dos últimos años, Las subvenciones no deben de primar los grandes actos, grandes eventos, grandes equipos y no tiene en cuenta que nuestros recursos son limitados y que han de guardar un equilibrio que se ha roto. Las principales perjudicadas son las escuela deportivas que se le asignan cantidades ridículas y que son sostenidas por los padres de los niños y niñas con cuotas y aportando su coche para desplazamientos. Lejos queda aquellos años en los que a los ediles municipales mostraban con orgullo “las escuelas municipales” y contabilizaban los niños y niñas que estaban inscritos, lejos quedan los tiempos en los que se les pagaban los monitores y directores técnicos y lejos, muy lejos queda la filosofía de que los dineros públicos deben priorizar a los niños que son el futuro.

Con respecto a la situación del Club y Escuela de Atletismo es obvio que es delicada, pues debemos pagar todo con ingresos de cuotas y donaciones particulares, los desplazamientos en coches de padres pagando integramente los gastos el conductor del vehículo. Lugares como Carmona, Jaen, Málaga, Algeciras, San Fernando, Cartagena, Madrid, Gijón, Valencia o Elche son nuestros destinos. Es un precio alto el que hemos de pagar por mantener una postura honesta, transparente y coherente ante una política deportiva desafortunada.