La Consejería de Salud, a través de la Dirección General de Consumo, recomienda a los consumidores con motivo del inicio de la temporada de rebajas invernales tener en cuenta una serie de consideraciones antes de hacer una compra, como que los usuarios cuentan con los mismos derechos que en cualquier otra compra y que los productos ofertados deben ser los mismos que los vendidos en periodos ordinarios, sin que ello suponga una disminución de la calidad pero sí del precio. Así, los comercios que anuncian rebajas están obligados a aceptar los mismos medios de pago que admitan habitualmente y a facilitar la devolución del producto si así lo vienen haciendo el resto del año.

También debe tenerse en cuenta que el establecimiento, al anunciar la venta en rebajas, está obligado a tener rebajados al menos la mitad de los artículos dispuestos para su venta y disponer de existencias durante el periodo anunciado. Además, en su caso, en el interior del establecimiento deben diferenciarse claramente los artículos en rebajas de los que no lo están.

Por último, se recomienda a las personas consumidoras y usuarias que pidan siempre factura de las compras que realicen y que denuncien las prácticas o infracciones que les afecten. En este sentido, se recuerda que todos los establecimientos están obligados a disponer de hojas de reclamaciones y de su cartel anunciador, ya que su inexistencia es motivo de sanción.

La Consejería de Salud pone a disposición de la ciudadanía el Teléfono de Información de la Persona Consumidora -900 21 50 80- para realizar cualquier consulta. Asimismo, en la página web www.consumoresponde.es, se pueden encontrar contenidos informativos sobre la venta en rebajas y los derechos de las personas consumidoras.

Recomendaciones en rebajas

  • No te dejes llevar por las prisas y planifica bien tus compras, para adquirir lo que realmente necesites.
  • Compara precios y calidades de un mismo producto en distintos establecimientos.
  • Asegúrate de que los productos rebajados no esconden ningún tipo de deterioro.
  • Infórmate de si el establecimiento permite ladevolución del artículo (el establecimiento sólo está obligado a cambiarlo si el producto presenta algún tipo de defecto o si ha anunciado que admite la devolución.
  • Sé precavido con los productos excesivamente rebajados, ya que es posible que puedan ocultar algún defecto.
  • Guarda siempre la factura o el justificante de compra o transacción efectuada, ya que es imprescindible para posibles reclamaciones o devoluciones.
  • Es preferible comprar en un establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo para poder llegar a un acuerdo extrajudicial en caso necesario.
  • En caso de disconformidad, solicita y presenta en el establecimiento una hoja de quejas y reclamaciones oficial de la Junta de Andalucía. Dicha hoja de quejas y reclamaciones tendrá que ser contestada en un plazo de 10 días hábiles. Si no recibes respuesta en ese plazo, o la misma no te satisface, remite la hoja de quejas y reclamaciones al Servicio de Consumo Provincial de la Junta de Andalucía, Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) más cercana a su localidad, o bien a la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, para proceder, si es posible, a la mediación o arbitraje. También puede acudir a las asociaciones de personas consumidoras y usuarias para informarse, asesorarse y para que tramiten tu reclamación.