Se han desarticulado 4 puntos muy activos de venta de droga al “menudeo”, ubicados tres de ellos en Pozoblanco y otro en Villanueva de Córdoba

Dentro de los servicios preventivos que la Guardia Civil de Córdoba realiza para evitar el tráfico ilícito de drogas, en épocas más sensibles como puede ser la Navidad, cuando se registra mayos demanda de estas sustancias ilícitas, ha sido desarticulado en la Operación “Tartaki”, un grupo criminal en Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, compuesto por nueve (9) personas, todas ellas integrantes del mismo clan familiar, que supuestamente se dedicaban al Tráfico de Drogas.

De los nueve detenidos tres hombres han ingresado en prisión.

Las investigaciones se iniciaron tras detectar el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pozoblanco, que un grupo criminal se había asentado en la zona norte de la provincia, concretamente en las localidades de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, desde donde se estaban dedicando a la distribución y venta de drogas a consumidores de ambas localidades y poblaciones cercanas.

Fruto de los registros efectuados, la Guardia Civil además de la detención de los 9 integrantes del grupo, ha logrado intervenir más de 300 dosis de cocaína de gran pureza, cuatro coches, dos de ellos de alta gama, más de 10.000 € supuestamente producto de la venta del estupefaciente,gran cantidad de útiles para la confección de papelinas, balanzas de precisión, dos prensas hidráulicas, moldes, planchas metálicas y sustancia de corte, así como material suficiente para constituir una plantación “indoor” de marihuana, numerosas joyas, así como otros objetos todos ellos provenientes del tráfico de drogas o que habían sido supuestamente adquiridos con las ganancias obtenidas por la venta de la droga.

La Guardia Civil durante el desarrollo de esta operación, ha podido constatar que la organización lejos de ocultar las ganancias obtenidas de sus actividades ilícitas relacionadas directamente con el tráfico de drogas, las mostraba de modo ostentoso en forma de joyas, vestuario, vehículos, etc.

Con estas detenciones, la Guardia Civil además de desarticular un grupo criminal muy activo que actuaba en las localidades de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, ha logrado mejorar el clima de Seguridad Ciudadana existente en dichas localidades.

Las investigaciones han sido dirigidas por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba, focalizadas a través del Equipo de Policía Judicial de Pozoblanco.

En la fase de explotación de la operación han intervenido más de 80 guardias civiles del Grupo Rural de Seguridad, con base en Sevilla, la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Córdoba, Servicio Cinológico con perros adiestrados en la detección de drogas, Servicio Aéreo de la Guardia Civil, además de patrullas de Seguridad Ciudadana de los Puestos de la Compañía de Pozoblanco.

Diligencias instruidas y detenidos han sido puestas a disposición de la Autoridad Judicial, acordando dicha Autoridad el ingreso en prisión de tres hombres.