La Guardia Civil ha detenido en Pozoblanco a un vecino de la localidad de 25 años de edad, conocido por sus amplios antecedentes policiales, como supuesto autor de siete delitos de robo.

Las investigaciones se iniciaron tras detectar la Guardia Civil a en el último mes, que se estaban cometiendo infracciones penales contra el patrimonio en Pozoblanco, concretamente robos con fuerza en iglesias y ermitas de la localidad, así como en Villanueva de Córdoba.

El autor o autores, tras acceder al interior de los inmuebles, mediante escalo, fractura de ventanas o puertas y forzamiento de barrotes, sustraían principalmente, dinero de la recaudación de los cepillos de las iglesias.

Las inspecciones oculares efectuadas en las distintas iglesias o ermitas donde se fueron cometiendo los robos, permitieron a la Guardia Civil saber que todos ellos, habían sido cometidos con un “modus operandi” similar, lo que hizo sospechar a los investigadores que pudieran haber sido cometidos por una misma persona.

Tras las primeras investigaciones, la Guardia Civil centró sus sospechas sobre un vecino de la localidad, conocido por sus amplios antecedentes policiales. Al mismo tiempo, la Guardia Civil estableció un dispositivo de servicio específico en Pozoblanco y Villanueva de Córdoba, donde se había cometido otro de estos robos para localizar y detener al supuesto autor de los citados ilícitos.

El dispositivo establecido dio sus frutos el pasado día 17 de Octubre tas detectar al sospechoso en una calle de la localidad de Pozoblanco, procediéndose a su inmediata detención, como supuesto autor de siete delitos de robo, cometidos en iglesias y ermitas de Pozoblanco y Villanueva de Córdoba.

Detenido, diligencias y vehículo recuperado, ha sido puesto a disposición de la Autoridad Judicial.