El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, acompañado por la responsable de Bienestar Social, Felisa Cañete, ha suscrito hoy 13 convenios con diferentes colectivos sociales de la provincia valorados en un montante total de 410.000 euros.

Ruiz ha expresado su reconocimiento y agradecimiento a todo el tejido social de la provincia “la importante labor que realizáis en vuestros ámbitos de actuación, desde donde atendéis las necesidades de cordobeses y cordobesas y que, si no fuera por vuestro trabajo y dedicación, sería imposible cubrir”.

“La mejor manera de expresar nuestro agradecimiento es a través de nuestra colaboración mediante 13 convenios con las asociaciones de la provincia que os dedicáis a cubrir necesidades, apoyar a las familias y a los cordobeses que más desfavorecidos”, ha añadido Ruiz.

El máximo representante de la institución provincial ha recordado que la Diputación de Córdoba “ha incrementado notablemente la partida del Instituto Provincial de Bienestar Social para tener más recursos y capacidad de respuesta y se articula en una colaboración mayor y más extensa con las asociaciones de la provincia”.

Por su parte, la vicepresidenta primera y delegada de Bienestar Social, Felisa Cañete, ha insistido en que “el equipo de gobierno es consciente del trabajo que realizáis porque llegáis donde las administraciones lo tenemos complicado; queremos reconocer este trabajo, esfuerzo y dedicación y estamos convencidos de que todos juntos lograremos reducir las necesidades de las personas”.

En concreto, los convenios se han firmado con Acpacys, para el programa de rehabilitación y habilitación; con el Banco de Alimentos Medina Azahara para el proyecto ‘Alimentos solidarios 2016’; con Lucena Proyecto Hombre, para la prevención e intervención con personas con problemas de adicción; con AECC para colaborar con los pisos de acogida para pacientes oncológicos; con el colectivo IEMAKAIE para la atención y ayuda a discapacitados; y con Síndrome Down Córdoba, con el objeto de colaborar en la inserción laboral de este colectivo.

A estos se suman los convenios para la residencia hogar San Pablo, de Cáritas Diocesana; para el mantenimiento de un módulo terapéutico en el Centro Penitenciario de Córdoba con Proyecto Hombre, para el tratamiento en una comunidad terapéutica exclusivamente femenina y atención a mujeres víctimas de violencia de género con adicciones con la Fundación Emet Arcoiris; para el programa de alojamiento, manutención y tratamiento de adicciones de personas en riesgo de exclusión con la Fundación Hogar Renacer; para el programa de apoyo para la inserción sociolaboral de personas con discapacidad de la Fundación Prode de Pozoblanco; para el servicio de empleo de Aprosub y para la implantación del sistema de gestión de calidad de Promi de Cabra.