“La Diputación debe promover entre los ayuntamientos de la provincia la adhesión a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores”

Botella: “Será una herramienta muy útil para conseguir que el envejecimiento activo y saludable sea un eje trasversal de la gestión de los ayuntamientos”

El Partido Popular en la Diputación de Córdoba ha anunciado hoy que llevará al próximo pleno de esta institución una proposición en la que los protagonistas son las personas mayores de 65 años que están en soledad.

Así lo ha manifestado la portavoz adjunta del PP en la Diputación provincial Mª Jesús Botella, quien ha mantenido un encuentro con el presidente del Centro de Mayores de Huerta de la Reina José Muñoz.

Botella ha lamentado que la provincia de Córdoba se está envejeciendo de forma considerable, de manera que ya es la provincia más envejecida de toda Andalucía con 147.000 personas mayores de 65 años (85.000 mujeres y 62.000 hombres). “Muchas de estas personas viven solas y padecen una soledad en muchas ocasiones no deseada; esa soledad es un drama que afecta al 30% de hogares de mayores de 65 años”, dice.

“Desde el Partido Popular creemos que la Diputación podría hacer mucho más por estas personas mayores”. “La Diputación debe liderar la atención a las personas mayores en soledad junto a los ayuntamientos de la provincia”, afirma.

La iniciativa del PP se centra en dos ejes. Por un lado, la elaboración de una estrategia de lucha contra la soledad de los mayores en la provincia de Córdoba, coordinada con las distintas administraciones públicas implicadas y de la mano del SAS y los servicios sociales comunitarios.

“Además –dice Botella- creemos muy necesaria la implicación de la Junta y los ayuntamientos, así como las ONG y entidades que actúan con personas mayores, el voluntariado de la provincia de Córdoba, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local”.

“Con todos ellos se podrá obtener un diagnóstico de la situación real, social, económica, sanitaria, etc. de estas personas mayores en cada uno de los rincones de nuestra provincia”, dice, y añade, “para poder detectar las situaciones de riesgo de personas mayores en soledad, establecer medidas de prevención ante posibles casos y cerrar alianzas para garantizar la mejor atención; el fin último será diseñar actuaciones específicas en cada una de las zonas y comarcas de la provincia, porque no serán iguales las necesidades de los mayores en entornos rurales y núcleos diseminados que en zonas más pobladas”.

Y por otro lado, la proposición que el PP presentará al próximo pleno de la Diputación pretende que esta institución promueva entre los ayuntamientos de la provincia la adhesión a la Red Mundial de Ciudades Amigables con las Personas Mayores.

Se trata de una red promovida por la organización Mundial de la Salud (OMS) destinada a crear entornos y servicios que promuevan y faciliten un envejecimiento activo y saludable. Está dirigido a todos los ayuntamientos interesados en promover el envejecimiento activo, mejorando sus entornos y servicios e incorporando esta perspectiva en la planificación municipal. El Imserso, desde 2012, apoya esta iniciativa, ofreciendo asesoramiento y facilitando el proceso de adhesión a la Red a las corporaciones locales interesadas.

“En la provincia de Córdoba solo hay un municipio adherido, Pozoblanco, y por ellos vamos a proponer a la Diputación que sea esta institución quien impulse ante los ayuntamientos la adhesión a esta red”, dice Botella y continúa, “puede ser una herramienta muy útil para conseguir que el envejecimiento activo y saludable sea un eje trasversal de la gestión de los ayuntamientos a la hora de planificar los servicios públicos, equipamientos, programas y actuaciones de distintivos tipos”.

La portavoz adjunto ha querido mostrar su compromiso con las personas mayores de la provincia de Córdoba, y ha pedido sensibilidad y responsabilidad al resto de grupos políticos para apoyar una iniciativa en positivo que “solo traerá cosas buenas para nuestros municipios y para nuestros mayores”.