La Policía Local de Villanueva de Córdoba ha emitido un comunicado donde informa que comenzará a sancionar a las personas que infrinjan las restricciones establecidas desde que se declaró el estado de alarma en todo el país por el COVID-19.

Una semana desde que se decretó el estado de alarma, un tiempo prudencial para que la sociedad se adapte al que será durante al menos 15 días su nuevo estilo de vida, en la cual se ha visto restringido un derecho fundamental como es la libre circulación por el territorio.

Dicha restricción se podrá exceptuar, siempre que se realicen de manera INDIVIDUAL para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos, de primera necesidad, asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, desplazamiento al lugar de trabajo, etc.

Las actividades anteriormente mencionadas, se podrán realizar en vehículo, de manera INDIVIDUAL, es decir, UNA PERSONA POR VEHÍCULO, salvo que sea necesario para trasladar a personas con discapacidad, menores, mayores, o por otra causa debidamente justificada, siempre que ambas mantengan la distancia de seguridad suficiente, esto sería el conductor y otra persona en los asientos traseros.

Cualquier actitud que los agentes de la Policía Local observen que no se ajusta a lo dictado por el Real Decreto 463/2020, modificado por el Real Decreto 465/2020, será sancionado con multa que podría ir de 601 euros y hasta los 30.000 euros.

Las sanciones que se impondrán a los establecimientos que realicen su apertura teniendo la misma prohibida, se sancionará con multa de 30.0001 euros y hasta los 600.000 euros, en función del perjuicio causado.