Jamones Ibéricos Dehesa de Campo Alto, S.L., de Espiel, y Jamón Jarote, S.L. de Villanueva de Córdoba, consiguen el segundo y el tercer premio respectivamente en un concurso en el que han participado nueve industrias adscritas a la Denominación de Origen Protegida Los Pedroches

Una pieza de algo más de 7,8 kilos de la empresa Señorío de Los Pedroches, con sede en Villanueva de Córdoba, ha ganado la Encina de Oro que premia al mejor jamón de bellota 100% ibérico de la Denominación de Origen Los Pedroches. Dehesa de Campo Alto, de Espiel, ha obtenido el segundo lugar y Jamón Jarote, de Villanueva de Córdoba, el tercero. Fuentes del jurado han expresado lo disputada que ha estado la cata valorada, ya que entre el primero, con 7,45 puntos, el segundo, con 7,36 puntos, y el tercero, con 6,61 puntos, hay menos de un punto de diferencia en las puntuaciones.

El industrial y ganadero propietario de Señorío de Los Pedroches, Alfonso Martín Pérez, ha expresado que el jamón procede de un  cerdo criado en su propia ganadería, concretamente en la finca El Rongil. Martín ha definido el jamón como “una pieza muy jugosa y de un paaladar exquisito. Emocionado, Alfonso Martín, ha expresado que aunque ha ganado ya varios premios, es la segunda vez que obtiene el primero y eso confirma “que vamos por el mejor camino posible”.

El jurado ha estado compuesto por María Asensio Calvarro, ingeniera agrícola y licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, miembro del Panel de Catas del Ministerio de Agricultura. Premios Alimentos de España 2016; Noelia Martín Naranjo, técnico responsable de análisis físico-químicos del SIPA. Miembro del Panel de Catas del Ministerio de Agricultura Alimentos de España 2016; José Ángel Muñoz, empresario especializado en el jamón con dos puntos de venta y distribución y con un restaurante en Granada; Adriano Domínguez Pérez, cortador profesional de jamón y responsable de servicios de Venta Pinto, de Vejer de la Frontera, e Isabel La Fuente, gerente de Charcutería Isabel La Fuente.

Cata dirigida.

Como novedad este año, tras el concurso, se ha catado el jamón ganador con un maridaje con vinos de la Denominación de Origen Montilla Moriles, que ha estado dirigido por Miguel Villa, responsable de Comunicación de esta marca de calidad . Cada parte de la pieza más valorada en el concurso se ha tomado con un vino distinto, en una experiencia que ha tenido un gran éxito entre los asistentes.