Con motivo del 80 aniversario del exilio español, Margarita Barbero Cuenca nos habla de su abuelo, Isabelino Barbero Moreno, nacido en 1914 en Hinojosa del Duque.

Siendo labrador, fue destinado en 1935 al Regimiento León Nº 6 de Infantería de Madrid. Al comenzar la guerra civil se va a Madrid y se une al Batallón José Díaz donde es herido en 1937. El 6 de julio de ese año participó en el ataque a Brunete, luego a Villanueva la cañada y Villanueva del Pardillo, y pasó a la Batalla del Ebro, donde consiguió cruzar y salvar la vida. Llegó a Francia, donde estuvo de labrador hasta que tras “un encontronazo con un francés” lo internaron en un campo de concentración (Récédebou). En 1941 lo enviaron al campo de concentración de Vernet tras detenerlo por instigador de unas revueltas. De ahí pasó al campo de concentración de Djelfa en Argelia, donde estuvo con su paisano Fernando Medina de Serena, de Belalcázar, del que ya hemos hablado [ver aquí].

Isabelino, nada más llegar al campo de concentración de Djelfa, solicita la repatriación junto a otros republicanos, pero no hubo respuesta del gobierno español ya que no regresa a España hasta que no es liberado el campo por el general De Gaulle en junio de 1943. Nadia Bouzekri, en su tesis “Derrotados, desterrados e internados españoles y catalanes en la Argelia colonial ¿La memoria olvidada o el miedo a la memoria? (1936-1962)” hace referencia a dicha solicitud.

En el siguiente documento podemos leer su historia, así como ver algunas fotografías y documentos [haz clic aquí o en la imagen]: