Las conclusiones a las que se ha llegado en la VII Jornada Técnica de Ovino que ha celebrado hoy Asaja Córdoba, junto a la Fundación Caja Rural del Sur, en el centro Ifapa de Hinojosa del Duque, determina la necesidad de que la Junta de Andalucía no considere al ganadero andaluz en una categoría de “segunda” clase frente a otras comunidades.

El encuentro ha sido inaugurado por el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, el presidente de Dehesas Cordobesas, Antonio Arévalo, el delegado de Agricultura de la Junta de Andalucía, Francisco Zurera, y el alcalde de Hinojosa del Duque, Matías González, quien, durante su intervención, apremió a la Junta de Andalucía a llevar a cabo las obras de mejora de la carretera A-422, petición a la que se suma también Asaja Córdoba.

Las jornadas se han centrado en el programa sanitario, vital para una gestión adecuada del rebaño y obtener un máximo provecho, destacando las innovaciones para la mejora de programa vacunal.

En este sentido, se ha subrayado que Córdoba ha de vacunar frente a los serotipos 1 y 4; y es fundamental hacerlo antes del año de la última vacunación, ya que en caso contrario supondría “un doble gasto porque habría que vacunar y revacunar”.

En referencia a esta cuestión, Asaja traslada a la Administración andaluza que “el ganadero andaluz no tiene por qué ser ganadero de segunda, teniendo en cuenta que la comunidad autónoma de Extremadura ha comprado vacuna y la suministra gratis, pero sin embargo en Andalucía no ocurre así”.

Tener el ganado vacunado es fundamental por muchas razones, pero una de ellas “se debe especialmente a que permite que no se extienda la enfermedad a otras zonas”. No obstante, hay que tener en cuenta que ello no es responsabilidad del ganadero y es la Administración autonómica quien debería comprar las vacunas.

De este modo, se ha subrayado las enormes dificultades que atraviesa el sector y la necesidad de que, tanto la Junta de Andalucía y el Gobierno central, sean conscientes de “la importancia de apoyar al ovino, sector que mantiene la población y genera actividad económica en zonas desfavorecidas, sin el cual estas zonas tendrían mayores dificultades para fijar población y para mantener una renta digna de sus habitantes”. Apoyar el ovino es el mejor desarrollo rural de estas zonas ganaderas.

Mayor integración

Asimismo, se ha puesto de manifiesto la necesidad de una integración de las cooperativas para conseguir una mayor exportación de nuestros productos.

Durante el encuentro, al que han asistido más de 200 personas, se ha destacado que el ganadero tiene que implicarse en estas integraciones, al tiempo que las cooperativas tienen que ser ágiles para ser eficientes.

También, se ha puesto sobre la mesa que el aprovechamiento racional de los pastos es un reto en el manejo del ganado ovino ecológico, lo que implicaría menos dependencia de posibles fluctuaciones en materias primas.

Entre otros de los asuntos que se abordaron, el secretario técnico ejecutivo de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Merino, Antonio Granero; y Francisco Arrebola, técnico especialista del Ifapa, hablaron sobre el presente y futuro del mercado de la lana. Por otro lado, el catedrático del Área de Sanidad Animal de la Universidad de Córdoba (UCO), Antonio Arenas, trató la gestión sanitaria de las explotaciones de ovino.

Asimismo, José Antonio Anaya, del departamento Ovino de Elanco y doctor en Farmacología, Nutrición y Bromatología, abordó la actualización en el manejo de infecciones podales; mientras que Ildefonso Caballero, auditor de Citagro, hizo una exposición sobre la ganadería tradicional y la ecológica.

Además, se celebró una mesa redonda sobre las claves para el futuro del sector del ovino, moderada por Rafael Muñoz, miembro de la sectorial de ovino de Asaja Córdoba y en la que participaron Tomás Rodríguez, coordinador de Interovic; Raquel Santos, coordinadora de los centros de producciones ganaderas de Covap; Beatriz Agudo, directora de I+D de EA Group, y José A. Puntas, presidente de la sectorial de ovino de Cooperativas Andaluzas.

La clausura corrió a cargo del presidente de la Asociación de Empresarios de Hinojosa del Duque, Agustín Velasco; y el director del Ifapa de Hinojosa del Duque, Reyes Alonso.
Las jornadas han contado con el patrocinio de la Diputación de Córdoba, Elanco, Cañizares Domenech y Citragro; además de la colaboración de Covap, Corseas Seguros, Ifapa y Dehesas Cordobesas.