Tras dos años de trabajo, el Cuarteto Clásico de Córdoba llega al Teatro Góngora para presentar su proyecto “Reflejos”, y contará con la participación de Pablo García López, nacido en Villaralto.

Un año después de su primera aparición en el Palacio de Orive, el grupo de cuerda leva a la intimidad y expresión directa de la Música de Cámara la energía comunicativa de los grandes autores escénicos con esta obra en la que participa Pablo García López. “En esta ocasión el Cuarteto presenta una propuesta completamente propia, en la que cuentan con el tenor cordobés”, afirmó David Luque, presidente del Instituto Municipal de Artes Escénicas (IMAE), en la presentación del espectáculo.

Bajo el formato lírico y de cuarteto, el grupo musical describirá el próximo viernes en el Teatro Góngora el Cuarteto de Cuerda en Mi menor de Giussepe Verdi, obra culmen de la literatura musical y muy poco programada dada su virtuosismo técnico. Según apuntó Luis Rubén, componente del Cuarteto Clásico de Córdoba, “esta es una obra emblemática de la máxima madurez de Giussepe Verdi que refleja todo el mundo de la ópera, de la escena, de los teatros”. En esta línea de representación, Rubén añadió que “el público que vea “Reflejos” va a tener una sensación curiosa, experimentará el mundo y el sentimiento de la ópera sin estar en él”.

Esto será posible gracias a la colaboración del tenor cordobés, nacido en Villaralto, Pablo García López. “Hemos tenido la osadía de involucrar a un profesional y amigo, pero estamos seguros de que nos va a acompañar dando una plusvalía especial”, aseguró Rubén. Por su parte, el solista se mostró agradecido y aplaudió la labor del cuarteto de cuerda. “Son profesionales que compaginan la docencia en música con la interpretación y eso muestra que están muy metidos en el mundo de la música de Córdoba”.

“Reflejos” cuenta con un programa que empieza por el Cuarteto de Cuerda en Mi menor; seguido de la segunda parte (Ottorino Respighi), en la que entrará en escena Pablo García con Il Tramonto, “una modalidad que nunca se ha hecho en Córdoba”, aclaró el tenor. En las dos partes siguientes, Venezia (Reynaldo Hahn) y L’alba separa dalla luce l’ombra (Francesco Paolo Tosti), aparecerán en escena el cuarteto de cuerda y la voz de Pablo García.

La producción, que está avalada por la Asociación española de Investigación Artística y Performativa y ha recibido el apoyo y colaboración de la Delegación de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba y el IMAE, es una verdadera celebración del auge del talento cordobés en los primeros escenarios de Música Clásica internacionales.