En la Guía Repsol hablan hoy de los “Ibéricos y otros embutidos“.

Se hace hincapié en que el cerdo ibérico criado en las dehesas arboladas que pueblan nuestra geografía ha dado lugar a una de las mayores exquisiteces de la gastronomía española, como puede son los embutidos ibéricos.

Además, que los jamones alcanzan la categoría de “de bellota” cuando la alimentación de los animales se basa en la bellota y los pastos propios de la dehesa. Los campos de Huelva, Guijuelo, Los Pedroches o las dehesas extremeñas son escenarios inigualables para la cría de estos cerdos. De hecho, diferentes Denominaciones de Origen, como la de Los Pedoches, amparan la calidad de sus productos.

Para la Guía Repsol, los ibéricos de Los Pedroches hacen gala del ecosistema de esta comarca, unas condiciones que influyen positivamente en la producción de jamones y embutidos. Y precisamente, esta Denominación de Origen nació con el objetivo de defender los ibéricos elaborados en este ecosistema, un factor de calidad con el que no cuentan otro tipo de explotaciones ganaderas o industriales de este producto tan apreciado.

Se exige que los cerdos entren con un peso mínimo de 80 kg, para sacrificarlos después de la montanera, con un mínimo de 90-100 días y con un 60%-70% de aportación a base de bellota y hierba de montanera. Depende de ello la denominación final del producto.

En cuanto a los jamones, el peso previsible en la salida de bodega no es inferior a 6 kg en jamones y 4 kg en paletas. El color característico varía del rosa al rojo pálido y el aspecto al corte con grasa infiltrada. La grasa es brillante, con una coloración blanca rosácea amarillenta, aromática y de sabor grato.

Tras la matanza, existen innumerables recetas tradicionales para elaborar diferentes ibéricos de Los Pedroches. En el caso del chorizo en ninguna de ellas falta el pimentón. La carne de cerdo ibérico seleccionada y picada se condimenta básicamente con sal, pimienta, ajo y bastante pimentón molido, dulce o con un toque más picante.

En el apartado de lomos o salchichones el aderezo combina especias naturales en una proporción adecuada, que mantengan el equilibrio y deje protagonismo a la carne.