La familia Hospitalaria de Pozoblanco celebra este sábado la festividad del Beato Cristóbal de Santa Catalina, fundador de la Congregación de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno.

Aunque señalada en el calendario litúrgico el miércoles 24 de julio, fecha de su nacimiento, se ha trasladado al sábado para facilitar la participación de cofrades, devotos y familiares de los ancianos residentes en el Santo Hospital.

Este año esta fiesta va a tener un carácter muy especial pues, además de celebrarse el veintidós aniversario de la institución de los Viernes de Jesús Nazareno y de la publicación del primer número de la Hoja Informativa mensual que edita la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, va a traer aparejada la bendición e inauguración de la exposición permanente al culto de todos sus devotos de la reliquia del Beato Cristóbal, reliquia que fue entregada a la Hermandad, a solicitud de ésta, junto al documento acreditativo de su autenticidad, y que ya ha sido expuesta en algunas celebraciones así como ha formado parte del cortejo procesional del Martes Santo en el relicario que adquirió la propia Hermandad para tal fin.

Ahora, la misma Hermandad, de acuerdo con la Congregación de Hermanas Hospitalarias y con la Comunidad de Pozoblanco, ha adquirido una columna de madera tallada y dorada que servirá de soporte a dicho relicario y que se instalará junto al sagrario de la Capilla de Jesús Nazareno. La columna ha sido realizada por el tallista pozoalbense Eusebio Salamanca y dorada por nuestro también paisano David Vázquez.

La bendición e inauguración de la exposición permanente al culto será tras la Eucaristía de las 11 de la mañana del próximo sábado en una ceremonia presidida por D. Aníbal Miller. A la misma ha sido invitada la Superiora General de la Congregación Hospitalaria, la Hna. Leonor Copado Revaliente.