El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, ha participado esta mañana en el primer encuentro del programa Mentoring en la Artesanía desarrollado por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio.

Esta iniciativa es una de las actividades contempladas dentro del II Plan Integral para el Fomento de la Artesanía en Andalucía y entre sus objetivos está el reforzar la presencia de las mujeres en este sector. En Córdoba estas solo representan el 28% de los artesanos registrados.

Carmona ha explicado que este programa, que se ha iniciado como experiencia piloto, en Málaga, Granada y Córdoba, consiste “en la orientación y el acompañamiento de las artesanas noveles andaluzas o mujeres jóvenes que quieran convertirse en artesanas (mentorizadas) por parte de las maestras artesanas (mentoras), con el propósito de ayudar a las primeras a consolidar sus proyectos profesionales mediante el diseño personalizado de un Itinerario Mentoring”.

El responsable territorial ha informado que las artesanas noveles van a realizar un recorrido que les va a permitir crear y gestionar redes de contactos, acceder a los recursos estratégicos para el desarrollo de su actividad con garantías de éxito, mejorar su posición en el mercado, facilitar la cooperación empresarial y optimizar la gestión de su actividad profesional.

Por provincias se ha seleccionado a una mentora y a entre 3 y 5 mentorizadas. En el caso de nuestra provincia son cuatro que se agrupan en tres iniciativas empresariales. Estas participantes acaban de finalizar una fase formativa on line y hoy celebraban el primer encuentro para conocerse. En definitiva se trata “de llevar de la mano a estas empresarias, bien porque estén iniciando actividad, bien porque quieran darle impulso, para un mayor desarrollo o un mejor funcionamiento de su empresa” ha puntualizado Carmona quien ha concretado que este proyecto finalizará a principios del 2018.

Sector Artesano en Córdoba

En la actualidad hay un total 263 artesanos cordobeses inscripciones en el Registro de Artesanos de Andalucía, 226 artesanos individuales (162 hombres y 64 mujeres, 28%), 37 empresas artesanas y 5 asociaciones.

En Córdoba hay 4 Zonas de Interés Artesanal que engloban un total de 91 talleres artesanos y que son las siguientes:

  • La Rambla: declarada en el año 2012, con 43 talleres artesanos, dedicados a los oficios de alfarería o cerámica.
  • Castro del Río: declarada en el año 2012, con 9 talleres artesanos, dedicados a la carpintería en su mayoría.
  • Los Pedroches: declarada en el año 2013, con 20 talleres artesanos, dedicados entre oficios a carpintería, talla de madera y forja y herrería.
  • Casco Histórico de Córdoba: declarada en el año 2014, con 19 talleres artesanos, tras dos ampliaciones, dedicados entre otros oficios la joyería y cerámica.

Así mismo, la provincia cuenta, desde el año 2016, con 2 Puntos de Interés Artesanal. Se trata de dos talleres artesanos ubicados en las localidades de Palma del Río y Cabra, dedicados a la Cerámica y Elaboración de Azulejos, respectivamente.

Nuestra provincia agrupa en torno al 40% de los talleres recogidos en las zonas de interés artesanal de Andalucía y el porcentaje de artesanos cordobeses inscritos en el registro andaluz suponen el 18%, el más importante, solo por detrás de Cádiz. Resaltar, también, que en la Provincia de Córdoba se han concedido 3 autorizaciones de uso del Distintivo “Andalucía, Calidad Artesanal” a productos de tres talleres artesanos y cuenta con 8 Maestros Artesanos y 1 Maestra Artesana.

En 2016 la provincia recibió más de 266.000 euros en ayudas para este sector para apoyar  a más de una veintena de empresas y cuatro asociaciones de artesanos que realizaron una inversión total de 410.214 euros en proyectos que van desde la compra de materias primas o maquinaria hasta la elaboración de catálogos. Este año esta cifra va a aumentar un 64% pasando a los 436.873 euros, lo que representa el 38% de toda Andalucía.

Esta orden de ayudas reafirma la apuesta del Gobierno andaluz por el sector de cara a impulsar el asociacionismo y la promoción comercial, con ayudas que van desde  para la financiación de ferias y muestras de productos hasta la contratación de personal para las asociaciones y federaciones de artesanos, la compra de maquinaria, bienes de equipo o materias primas, alquiler de locales para talleres o materiales para promoción de productos.