Félix Palacios y Bayá, boticario de Madrid de finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, decidido partidario de la farmacia y la química experimental, publicó el libro “Palestra farmacéutica, químico-galénica” en 1706.

En esta obra se habla de dos productos utilizados en medicina cuyo origen se sitúa en Los Pedroches, la “tierra blanca” y el “cristal“. Veamos sus utilidades, sus virtudes y las dosis a emplear. El texto pertenece a la edición de 1792:

Creta. Creta, ó Tierra blanca

La Creta es una Tierra blanca, grasa, y algo ligera, que toma el nombre de la Isla de Creta, en que la hay en abundancia, de donde se traia antiguamente.

En España se cria en los contornos de la Hinojosa, en los Pedroches de Córdoba, en donde blanquea con ella las casas, ó quartos de ellas.

Se ha de escoger en pedazos, que tocándole, parecen Jabon blanco, muy blanca, de sabor insípido, y que no tenga mezclada con ella arenas, ú otras impuridades. Es un admirable absorvente, y desecante, dulzora los ácidos del estómago, es contra el esputo de sangre, contra la disenteria, y otros fluxos, se usa preparada en polvos sutilísimos. La dosis es de medio escrúpulo hasta media dragma.

Crystallus. Cristal

El Cristal de Roca son unas piedras cristalinas, blancas, transparentes, que se suelen hallar labradas en seis esquinas, en punta, que llaman diamante. Se halla en España en diversas partes, como en Sierra Morena, del lado de los Pedroches de Córdoba, y en los contornos de Villanueva de Córdoba.

Se ha de escoger el mas claro, transparente, y cristalino, muy pesado, y duro.

Para usarlo en la Medicina, se reduce en polvos sutilísimos; y esto se hace haciendo hacer asqua los pedazos de Cristal, y apagarlo prontamente en agua fria: esto se repite algunas veces, y con esto se pulveriza, y prepara mas facilmente. Tiénese por específico para absorver los ácidos del estómago en los niños quando la leche se les ha acedado, ó corrompido: es astringente, y propio en las cámaras: atribúyesele tambien la virtud de aumentar la leche á las que crian, y ser diurético, y contra la piedra, y arenas de los riñones. Su dosis es de medio hasta dos escrúpulos.