Romería sin incidentes y con mucho público en la salida ayer de la imagen del Santuario de la Jara.

La Virgen de Luna realizó el camino hacia Villanueva de Córdoba con el ritual de todos los Lunes de Pentecostés. El domingo fueron los hermanos de Pozoblanco los que condujeron a la imagen hasta el Santuario y “hoy es el día grande de Villanueva de Córdoba”, como ha reconocido al alcaldesa, Dolores Sánchez.

La cofradía-hermandad de Villanueva de Córdoba llegó sobre las 12:00 al Santuario con sus cargos habituales y con los hermanos a los que este año ha correspondido el honor de encabezar la romería. Sobre las 16:30 partió la virgen para Villanueva.

La alcaldesa ha destacado el gran número de caballos y de carruajes y carretas que han acudido este año al Santuario: “Es una buena forma de hacer al romería y ojalá cada año se anime más gente para darle vistosidad porque en la entrada de la virgen habrá un amplio pasacalles de caballerías delante de la imagen”.

También ha destacado la alcaldesa la llegada de muchos jarotes emigrantes que retornan estos días a Villanueva de Córdoba. “Pese a ser un día laborable hemos contado con muchos vecinos que regresan y eso es un motivo de alegría”.

A partir de las 21:15 se realizó la ofrenda floral en el Colegio Virgen de Luna y a las 21:30 en el Regajito fue el recibimiento oficial por las autoridades civiles y militares, el clero y la Hermandad de Tocayos de San Miguel, portando la imagen de patrón. Desde el Regajito se llevó finalmente la imagen hasta la Parroquia de San Miguel y se cerró la fiesta con la tradicional función de fuegos artificiales.