Las Jornadas de Otoño de la Fundación Ricardo Delgado Vizcaíno se han clausurado esta tarde con un mensaje positivo sobre la evolución de la economía española y sus perspectivas de futuro a corto y medio plazo.

El catedrático de Economía Aplicada y Premio de Economía Rey Juan Carlos 2016, José Luis García Delgado, y el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza y director de Estudios de Economía Pública de Funcas, Eduardo Bandrés Moliné, han presentado diversos datos y análisis que inducen al optimismo.

García Delgado ha explicado que “tenemos que combatir el pesimismo porque hay indicadores suficientes que invitan a ello”. El catedrático ha señalado que España ha aguantado bien el año de interinidad del Gobierno, ya que a la par se han ido produciendo hechos que dan argumentos para rebatir las teorías negativas. “El crecimiento de la economía española es más consistente de lo que muchos opinan”, ha sentenciado el profesor, quien ha añadido que “estamos creciendo más que la mayor parte de los países occidentales”. No obstante, para García Delgado urge afrontar temas capitales para España como es el caso de la relación con Cataluña, las reformas de la educación y del sistema de pensiones y el saneamiento económico de las arcas del Estado.

Por su parte, Eduardo Bandrés Moliné, ha analizado las previsiones de la economía española y ha expresado que España está creciendo bien: “Se está creando empleo, precario en muchos casos, pero empleo al fin y al cabo, tenemos una balanza de pagos equilibrada y crecemos a un ritmo mayor que otros países de occidente”. Sin embargo, Bandrés Moliné considera que es necesario afrontar cuestiones capitales para una consolidación del crecimiento. En concreto, ha citado tres problemas: España es un país envejecido, y eso pone en riesgo la futura población activa; la tasa de paro es alta y seguirá siéndolo hasta 2020, cuando se espera que se sitúe en el 14%, y la deuda pública se mantendrá en el 100% del PIB, lo que convierte a España en una economía vulnerable frente a posibles turbulencias financieras.

Este bloque de temática económica se ha planteado como parte de los actos de celebración del XXV Aniversario de la fundación de la Asociación de Empresarios de Pozoblanco (Adepo)

Una Justicia más ágil.

El vicepresidente del Tribunal Supremo, Ángel Juanes Peces, ha realizado una visión general de la Justicia en España desde la percepción que tienen los ciudadanos de esta administración hasta las mejoras que se deben impulsar para potenciar su eficacia y capacidad de respuesta. Juanes Peces ha abordado el problema de la lentitud de los órganos judiciales y ha planteado un debate acerca del grado de politización de la Justicia. “Tenemos que valorar hasta qué punto esto es así o no”, ha expresado. De este modo, y como medidas para el futuro, ha abogado por reformar el sistema de partidos judiciales, cambiándolo por una red de tribunales comarcales o regionales; ha presentado la necesidad de incrementar el nivel de especialización de los jueces y ha defendido la implantación de criterios objetivos y basados en la independencia a la hora de establecer los nombramientos de cargos judiciales.