La Sala de Exposiciones de la Biblioteca Municipal de Pozoblanco acogió el pasado 24 de enero la presentación del último poemario de Manuel Ángel Gutiérrez, “No es de papel el silencio de mi verso” editado por la Concejalía de Cultura y presentado por el escritor Juan Bosco Castilla.

La concejala de Cultura, Rosario Rossí, destacaba en la presentación del acto la humildad del autor en todo el proceso de edición de la última colección de poemas de Manuel Ángel Gutiérrez, médico del Servicio de Urgencias del Hospital Comarcal Valle de Los Pedroches que ya publicó un anterior poemario titulado “Paisajes en el Viento”, editado también por el Servicio de Publicaciones del Ayuntamiento en el año 2001.

El escritor local, Juan Bosco Castilla, profundizó algo más no sólo en la figura del autor, sino también en el poemario, “como un compendio de sentimientos y empatía del artista con el mundo, mostrando los sentimientos hacia su familia, hacia sí mismo y hacía su mundo y entorno”. Sobre la obra del autor destacó Castilla una frase “no todo lo que es verso rima, ni todo lo que rima es verso, y así el poeta se vacía de si mismo para llenarse de un sí mismo consciente, de su familia y del mundo que lo rodea, plasmando lo que siente”.

El autor del poemario reconoció como una osadía llamarse a sí mismo poeta “cuando es una afición que tengo desde siempre, pero como algo esporádico”, a pesar de haber formado parte de un grupo de poetas en la década de los 70 que leía sus poemas en un programa de radio en Córdoba, así como colaboraciones en  publicaciones colectivas. Manuel Ángel Gutiérrez hizo su propio definición de la poesía, escapando de otras definiciones más oficiales, catalogando a la misma como un “lenguaje con ritmo, aunque esto es sólo la forma, la poesía es un preguntarse, un expresarse y manifestar sobre aquello que nos rodea y lo que nos conmueve, o dibujar con palabras un paisaje exterior o interior”. Quiso el autor declararse lector y admirador de poetas universales como Miguel Hernández o García Lorca, así como los actuales  Alejandro López Andrada y Francisco Onieva. Gutiérrez también quiso destacar cómo el paisaje de Los Pedroches ha calado en su obra y le ha conquistado con el paso del tiempo, siendo éste uno de los protagonistas de sus versos y dónde la inspiración le ha llegado en más de una ocasión.

La presentación contó con la lectura de algunos de sus poemas en la voz de su hija y una amiga, mientras que su hijo ha sido el autor de la portada.

El poemario “No es papel el silencio de mi verso” se puede conseguir en nuestra librería [Clic aquí].