48 equipos de 20 participantes se unen cada año para llenar Añora de fiesta, convivencia y amistad en la novena edición de las Olimpiadas Rurales de Los Pedroches.

El encendido de la llama olímpica ha llegado de la mano de los hombres de las cavernas que descubren el fuego en el teatro que ha servido como eje central de la ceremonia inaugural

Más de 5.000 personas han disfrutado de la gala inaugural de las Olimpiadas Rurales de Añora, que ha contado esta noche con el desfile inaugural, la gala y las primeras tres pruebas: A piola, Garrote y La Cucaña. Sólo entre equipos y voluntarios se concretaron en el recinto ferial de Añora más de 1.000 personas: 48 equipos de 20 integrantes cada uno y más de 100 personas entre voluntarios y personal municipal. A la gala han asistido además los representantes de los patrocinadores, en especial de Covap, Cruzcampo, Caja Rural y la Diputación de Córdoba.

Tras la presentación de los 48 equipos, han llegado los discursos institucionales de la diputada de Medio Ambiente, Auxiliadora Pozuelo, y del alcalde de Añora, Bartolomé Madrid. Pozuelo ha destacado la proyección del evento y la fuerza que hay en Córdoba a la hora de organizar este tipo de citas.

Por su parte, el alcalde de Añora ha destacado la importancia de una cita que cada año va a más. “Es una alegría que sigáis aquí, que apostéis por esta gran cita de Los Pedroches”, ha señalado Madrid, quien ha reiterado la importancia de la recuperación de la tradición por parte de personas de todas las edades. El alcalde ha dado las gracias igualmente a los patrocinadores por su compromiso cada año con el evento.

Mensajes de Manolo García y Hombres G.

Como es habitual cada año, las Olimpiadas cuentan con saludos de personalidades reconocidas de distintos sectores como el deporte o la música. En esta ocasión, han sido el cantante Manolo García, el grupo Hombres G y el Canijo de Jerez, ex vocalista de Los Delinqüentes, quienes han saludado a los asistentes ante el delirio del público.

La máquina de tiempo.

Como cada año, los voluntarios y los técnicos implicados en la organización han realizado un espectáculo en la ceremonia inaugural de guión y ejecución propia. Este año han representado una máquina del tiempo dirigida por un científico que va dirigiendo el artefacto por varias épocas: Grecia, los años 20, la Edad Media… así hasta terminar en la Prehistoria. El final de la obra llega cuando los hombres de las cavernas descubren el fuego y las chispas sirven para encender las llama olímpica, que llega acompañada de fuegos de artificio entre el delirio de la multitud.

 Olimpiadas Rurales

Olimpiadas Rurales