Con motivo de la representación teatral de El Halcón y la Columna, que se celebrará en Belalcázar el próximo mes de agosto (días 10 a 13), obra adaptada por Francisco Benítez y bajo la dirección de Javier Ossorio, se organizó desde el Ayuntamiento de Belalcázar diversas actividades que han permitido acercar a la ciudadanía la historia del Condado de Belalcázar, de sus personajes más relevantes, sus influencias políticas, económicas, sociales, religiosas y culturales en el complejo momento histórico que vivieron en la Baja Edad Media, así como sensibilizar a los más pequeños acerca del patrimonio arquitectónico que posee, en sintonía con esos mismos personajes de histórica relevancia.

Estas actividades tuvieron como escenario dos espacios emblemáticos del Convento de Santa Clara de la Columna, la Sala de la Enfermería Baja y el Patio de la Huerta, hoy visitables.

La primera de ellas, que tuvo lugar el sábado por la mañana, fue dedicada a la historia del Condado de Belalcázar y sus personajes. Fue presentada por el alcalde, Francisco Luis Fernández Rodríguez, y se contó con la presencia del catedrático emérito de la Universidad de Córdoba, Emilio Cabrera Muñoz, prestigioso medievalista, especialista en el mundo rural de la Baja Edad Media y autor de, entre otras muchas obras, “El Condado de Belalcázar (1444-1518): Aportación al estudio del régimen señorial en la Baja Edad Media”, publicada en 1977, obra culmen de su trayectoria investigadora; Juan Andrés Molinero Merchán, doctor por la Universidad de Salamanca, especialista en Historia Moderna e Historia del Arte, que ha dedicado gran parte de su carrera investigadora a Los Pedroches, escudriñando en sus estudios el patrimonio monumental y artístico, así como el ámbito social de los grupos de privilegio en el Antiguo Régimen, cuyas obras que más destacamos serían “El Convento de Santa Clara de Belalcázar”, de 2007, o el “Palacio renacentista de Belalcázar: humanismo del tercer Duque de Béjar”, de 2011; el tercero, Jorge Hernández Morillo, es investigador amateur, que llega de la rama científica, y cuya profesión le ha permitido visitar los archivos más relevantes del ámbito nacional, localizando, importante documentación inédita sobre el período 1400 – 1777, desde la figura del Maestre Don Gutierre de Sotomayor, hasta Joaquín de Zúñiga-Sotomayor, último Duque de Béjar, que falleció sin descendencia en los momentos en los que la Casa de Béjar se integra en la Casa de Benavente y Osuna.

La segunda de las actividades, denominada DibuMapping Belalcázar, se desarrolló por la tarde. Es una actividad participativa en la que han trabajado niños y mayores para fusionar las nuevas tecnologías con la representación de varias escenas de esta obra popular.

A través de la técnica de proyección en 3D se pudo ver el patio del Convento de Santa Clara transformado en varios escenarios, dibujados previamente por los pequeños de la localidad. Escenarios dinámicos que aprovecharon el Grupo de teatro Viríquilos y la Asociación de Cetrería ACEGAH,para llevar a cabo su puesta en escena, con pinceladas de la obra de teatro de El Halcón y la Columna.