Recupero y amplío un pequeño artículo publicado en pedrocheenlared.com en relación a unas bellotas con la imagen de la Virgen, supuestamente.

De pequeño (hace ya algunos años…), un amigo me enseñaba hermosas bellotas. Las traía de la finca donde su padre cuidaba el ganado, en plena dehesa de encinas. Y tenían una peculiaridad: en esas bellotas, de una determinada encina, “aparecía la Virgen”. Años después, me han vuelto a mostrar bellotas donde “aparece la Virgen”, no sé si será de la misma encina. Son las que aparecen en la imagen de cabecera.

He buscado por ahí hechos similares, y la verdad es que haberlos, haylos. Incluso un caso se da muy cerca de aquí, de Pedroche, en Pozoblanco.

En el artículo “Las bellotas de la Virgen de Luna” publicado en El País se habla de ello. Según se indica, junto al santuario de la Virgen de Luna, “brota una encina en cuyo fruto aparece una mancha que se identifica con la silueta de la patrona“. Además, Manuel Moreno Valero, explica que “quien tiene una de estas bellotas las conserva como oro en paño y no se desprende de ella por nada del mundo. Suele, en momentos de apuro o de enfermedad, emplearla como remedio contra toda clase de males“.

Un poco más lejos, pero también en Los Pedroches, en la ermita de la Virgen de la Alcantarilla de Belalcázar, parece ser que también hay una encina similar. Así se puede leer en el artículo “Santuarios, apariciones y vírgenes de la Encina” de Diego Muñoz-Cobo.

En ese mismo artículo, se habla de las bellotas de Baños de la Encina, “de la rama donde la Virgen se apareció“. Allí se encuentra la ermita de la Virgen de la Encina.

bellotas de Baños de la Encina

Bellotas de Baños de la Encina [Foto: diegomunozcobo.blogspot.com]

También en Cabeza del Buey tenemos el santuario de Nuestra Señora de Belén, lugar donde se puede observar como algunas de las encinas del alrededor dan bellotas con una silueta grabada que parece ser la Virgen. Así lo informa el portal ecabezadelbuey.com, donde explica que “con motivo de las apariciones en este lugar, según es creencia popular, algunas encinas de estos parajes presentan rugosidades de forma triangular en sus bellotas, lo cual se interpreta como la presencia de la imagen de la Madre de Dios“.

Por último (aunque hay más casos), he encontrado el caso de Logrosán. En su dehesa existe una encina, la “Encina de la Virgen”, cuyas bellotas “presentan una curiosa mancha en la cáscara, en la que algunos quisieron ver una imagen de la Virgen del Consuelo, patrona del pueblo”. Así lo leemos en el portal logrosanaldia.net. Hace algunos años, la encina fue diferenciada con un pequeño monumento y una placa cerámica que la identifica.

"Encina de la Virgen"

Bellota de la “Encina de la Virgen”, de Logrosán. [Foto: https://logrosanaldia.net/]

La conclusión es clara. Por lo que yo sé, en la encina de Pedroche donde se cogen estas bellotas, ni se apareció la Virgen, ni hay ermita alrededor, ni un triste monumento. Y esto es una lástima. Así no nos encontrarán nunca aquellos que busquen lugares donde aparezca la Virgen en sus bellotas.