Con motivo de la próxima celebración del 25 aniversario de la Mancomunidad de Municipios de Los Pedroches junto a la ermita de Piedrasantas, recordamos el motivo por el que se reunieron en ese lugar los alcaldes de las Siete Villas de los Pedroches en 1969.

Fue el 9 de febrero de 1969, cuando, dentro de los actos programados de la celebración del IV Centenario de la muerte de Fray Juan de los Barrios y Toledo, se citó a los alcaldes de las Siete Villas de Los Pedroches (Alcaracejos, Añora, Dos Torres, Pozoblanco, Torrecampo y Villanueva de Córdoba) para celebrar en la casa santería de la ermita de Piedrasantas una sesión extraordinaria.

[Del 450 aniversario de la muerte de Fray Juan de los Barrios hablaremos más adelante, ya que será el próximo día 9 de febrero de 2019]

El acta de la sesión, de la cual se hicieron copias como la que tenemos al final del artículo, comienza así:

En la villa de Pedroche, provincia de Córdoba, perteneciente al partido judicial de Pozoblanco, siendo las dieciseis horas del día nueve de febrero de mil novecientos sesenta y nueve, en la Casa Santería de la Patrona de la villa de Pedroche, Nuestra Señora de Piedrasantas, los Señores Alcaldes-Presidentes de las Siete Villas de los Pedroches, Alcaracejos, Añora, Dos Torres, Pedroche, Pozoblanco, Torrecampo y Villanueva de Córdoba, Don Rafael Muriel Rísquez, Don Francisco García Rodríguez, Don Fausto Portal Rodrigo, Don Pedro Tirado Moreno, Don Demetrio Bautista Cabrera, Don Francisco Castilla del Moral y Don Juan Blanco Mohedano, que previamente habían sido citados para celebrar sesión pública extraordinaria, en evocación de los tiempos en que los Concejos dependientes de esta matriz de Pedroche, se reunían para tratar de los asuntos comunes a ellos, en este mismo lugar y propias circunstancias.

Según se detalla en el acta, “el objeto de la presente reunión, que era acordar, si procedía, se rindiera por las seis villas de los Pedroches, homenaje filiar a su matriz Pedroche, de la que procedían los fundadores de las referidas villas, a partir del siglo XIII y XIV y que como reconocimiento y honor debía perpetuarse con la erección de una lápida conmemorativa en el salón de actos de la Casa Capitular de Pedroche“.

Y efectivamente, en el ayuntamiento sigue la placa conmemorativa. Tenemos imágenes de ese momento:

Por cierto, los asistentes acordaron “que en el futuro se estrecharan los lazos de confraternidad y relaciones políticas y culturales entre estos pueblos hermanos, hacia un fin común en su destino histórico“.

Mostramos el texto del acta:

Reunión en 1969