El Gobierno ha acordado entregar la declaración de “reparación personal” al torrecampeño Juan Romero Romero, superviviente del campo de concentración de Mauthausen con 101 años recién cumplidos, para reconocer su “trayectoria en su lucha contra el franquismo y el fascismo en Europa”.

El Gobierno hará entrega de esta declaración en un acto conmemorativo que se celebrará en París cuando la actual situación de emergencia sanitaria lo permita, ha informado por medio de un comunicado.

Las declaraciones de reparación y reconocimiento personal fueron creadas en diciembre de 2007 como una forma de “reparación moral para quienes padecieron persecución o violencia, por razones políticas, ideológicas, o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil y la Dictadura”.

El PSOE de Córdoba aplaude la iniciativa

El secretario de Memoria Histórica y Democrática del PSOE de Córdoba, Juan Díaz, ha aplaudido la sensibilidad del Gobierno después de que el Ejecutivo haya acordado entregar la declaración de reparación personal a Juan Romero.

Díaz ha recordado que hoy se conmemora el Día de Homenaje a todas las víctimas del nazismo en España y ha asegurado que “sigue siendo necesario reconocer a quienes lucharon contra el franquismo en España y contra el nazismo en Europa”.

Juan Díaz ha concluido que  “75 años después de la liberación del campo de Mauthausen hay que recordar, tener viva, la memoria de quienes sufrieron aquella barbarie para que nunca más se vuelva a repetir”.

Juan Romero Romero, superviviente de Mauthausen

Juan Romero Romero nació en Torrecampo, Córdoba, el 21 de abril de 1919. Tenía 17 años cuando estalló la Guerra Civil Española en la que participó a través de la 33 brigada del XV Cuerpo del Ejército. Luchó en la Sierra del Guadarrama, Brunete, Guadalajara y Teruel. Tras la caída de Cataluña, en febrero de 1939, pasó la frontera francesa por Puigcerdà. Las autoridades de Francia le internaron en el campo de concentración de Vernet d’ Ariège. Allí, en abril, se alistó a la Legión Extranjera para seguir combatiendo al fascismo ante la guerra que se avecinaba.

Cuando un año más tarde Alemania invadió Francia, Juan fue hecho prisionero cerca de Épinal, junto a un importante número de republicanos españoles. Le trasladaron a un campo de prisioneros en Brandenburgo, donde permaneció un año hasta que le deportaron a Mauthausen, en 1941.

En 1945 y tras sobrevivir a los horrores del campo de concentración nazi, fue repatriado a Francia. Se instaló en Aÿ, donde rehízo su vida y formó una familia. En 2016 fue condecorado con la Legión de Honor francesa.