Aunque es una frase que siempre se ha escuchado, los tiempos vienen convulsos, circunstancia provocada por una crisis generalizada, no solo económica sino también de valores, aunque lo segundo es consecuencia de lo anterior. Pero es también en estos momentos de dificultad cuando afloran las ideas; es muy fácil tirar para adelante con una buena herencia o quejarse de la mala cosecha, pero lo importante es sacar a flote lo poco o nada que te han dejado.

En este marco revuelto nace esta columna en este medio, 17pueblos.es, con el único objetivo de opinar de las cosas de Los Pedroches, en un aspecto crítico, pero constructivo a la vez. Tarea difícil ya lo sé.

Las nuevas tecnologías han traído a nuestra comarca una proliferación de páginas que juegan a algo tan serio como a ser medios de comunicación, muchas de ellas con el único objetivo de dar una primicia, algo lógico por otra parte, pero que en muchos casos lleva al error por no contrastar los hechos o por no disponer de una fuente fiable. Por otra parte, a veces se opina más que se informa, con una carga ideológica que deforma la realidad. Si esta edulcoración de la noticia ocurre ya con los medios tradicionales establecidos en Los Pedroches, emisoras de radio principalmente, no se debe contribuir a la manipulación desde el anonimato de las redes sociales. Es necesario huir de esta tentación y abogar por unas voces comarcales preocupadas únicamente por implicarse en defender con orgullo los intereses de lo autóctono, una asignatura pendiente de nuestra zona, marginada por los medios de comunicación provinciales, que se mueven por motivos económicos casi exclusivamente, o fraccionada por localismos trasnochados. Escudemos lo nuestro, no los pruritos de otros.

Todos tenemos derecho a opinar, a informar y a ser informados. 17pueblos.es tiene la palabra.

Francisco Sicilia Regalón