“El futuro está en la unión. Pensemos en grupo, porque siendo más grandes, seremos más fuertes para abordar los proyectos que requiere el mercado globalizado”. Me encontré estas palabras en este artículo que comparto con vosotros [haz clic aquí].

Es una frase de Juan Rafael Leal Rubio, vicepresidente de COVAP y presidente Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía durante el congreso que celebraron en Jaén este pasado fin de semana.

Inmediatamente, tras encontrarme con esta frase, me puse a pensar en Los Pedroches, en nuestra tierra. Y de la enorme tradición cooperativista que tiene esta comarca desde hace generaciones. Entonces me encontré explorando la posibilidad de que, tal vez, ese sea el camino: ¿Por qué no convertir Los Pedroches en una gran cooperativa?

No, no me estoy volviendo loco. A lo mejor, para mirar al futuro, tenemos que volver a la base. Está claro que en Los Pedroches tenemos ese espíritu, forma parte de nosotros. Tenemos el ejemplo de Covap, varias olivareras y otras empresas que, funcionando como cooperativas, se han hecho grandes no solo a nivel local, sino incluso a nivel regional y nacional. Esos son los pasos que hay que seguir. Nos los han marcado y están ahí, delante nuestra.

Por eso creo que convertir Los Pedroches en una gran cooperativa, independientemente del sector, sería importante para asegurar nuestro futuro como comarca. Me refiero a trabajar interconectados, con un objetivo común, con todos los sectores productivos enfocados en alcanzar la misma meta. Esta coordinación sería tremendamente positiva para esas nuevas generaciones que tratan de hacerse un hueco emprendiendo en esta tierra.

Tener objetivos comunes y trabajar en red ayudaría a conseguir un mayor músculo a la hora de vender nuestros productos fuera de Los Pedroches. Ahí tenemos, como he dicho el ejemplo de las muchas cooperativas que llevan años de una espectacular e intachable trayectoria empresarial, son premiadas y reconocidas y tienen en marcha numerosos proyecto, siendo punteras en campos como la investigación, la innovación y el desarrollo.

Juan Rafael Leal también insistió en otro asunto durante su discurso: la necesidad de la integración. Si en Los Pedroches, por ejemplo en el ámbito turístico, conseguimos integrar nuestra oferta y unificarla, nos haremos mucho más fuertes y seremos, sin ninguna duda, mucho más atractivos para los turistas. La materia prima la tenemos de sobra con nuestra dehesa, nuestro olivar y nuestras singularidades, pero somos nosotros los que tenemos que crear esa oferta para conseguir ser más atractivos y generar más visitas y, con ello, más oportunidades de negocio.

Quiero terminar con una llamada a la acción. Es importante que las instituciones públicas, especialmente las comarcales y regionales, junto a los Ayuntamientos, se pongan manos a la obra para crear este espíritu cooperativo en Los Pedroches. Fomentar el trabajo en red sería dar pasos importantes para asegurar el futuro de una tierra que siempre fue emprendedora: la comarca de Los Pedroches.

Emiliano Pozuelo Cerezo