Conecta con nosotros

Tu opinión

‘Yo quiero ser como ellas’, por Juan Pablo Gutiérrez García

Avatar

Publicado

el

Día de la Mujer - Conquista

Día Internacional de la Mujer, 8 de marzo de 2017

Un conquisteño me decía hace unos días que él era cazador y no se le ocurrió nunca dirigir su arma contra persona alguna. Y yo lo creí. Sé que jamás pasará esto por la mente de mi amigo. Pero me dio que pensar.

En mi libro de Dalmau aprendimos que los hombres primitivos obtenían sus proteínas de  los animales que cazaban. Y esto es cierto. Tan cierto como que  el hombre que sentía/siente miedo ante muchos animales, pero como era/es el ser más evolucionado, aprendió a fabricar armas para defenderse de sus competidores irracionales.

Día de la Mujer - Conquista

Tal vez todo esto lo tengamos inscrito en nuestros genes y de aquí, por un lado, el miedo irracional a los animales que padecen ciertas personas (cinofobia) que, en casos agudos, llegan a necesitar acompañamiento psicológico, y, por otro, esa afición, a veces desmedida, por la caza, práctica que parece ser forma parte de nuestra naturaleza.

Actualmente, cuando el hombre caza casi siempre lo hace en compañía respondiendo así a otras de nuestras características cuales son la sociabilidad y la necesidad de comunicarnos.

Hoy día se sigue celebrando la jornada de caza: como una victoria  sobre el mundo animal solo limitada en temporadas de veda ya que “la Veda respetarás o sin caza te verás”; como una ocasión de competitividad por más que una de sus máximas les aconseje: “Si cazares, no te alabes. Si no cazares, no te enfades”.  Es cosa de hombres, entrando en la “tribu” tras el “Al principio aprender y al veterano atender”, hasta merecer el correspondiente bautizo, que lo convertirá en cazador, hecho que se celebra con comida y alcohol, una vez enfundadas las escopetas, pues “con las armas empuñadas, poco vino y mucha calma”.

Desde siempre el hombre-varón inició las jornadas depredadoras y celebró su victoria con rituales de caza.  Rituales  semejantes en todo con los rituales bélicos, ahora contra otros seres humanos, que tantas veces hemos visto en las películas.

A lo mejor la inclinación a la caza/guerra no era/es algo natural en los hombres-varones y por eso era necesario introducirlos en esa cultura por medio de entrenamiento, ritos y ceremonias de iniciación, juegos…. Lo mismo que se promueve y fomenta  cada vez que se juega al Paintball, práctica con la que, dicen que  se disfruta aprendiendo a matar personas a “título simbólico”…eso sí.

Sin embargo las mujeres de Conquista, para celebrar sus Jornadas de la Mujer, no van a pegar ni un solo tiro, ni siquiera de esos de bolas de pintura.

Primero, día 7, con su “manifiesto”, que leerá la Sra. Concejala Puri Andújar, expondrán sus reivindicaciones, que si ellas no las exigen nadie lo hará, por más que muchísimos varones compartamos su indignación por la violencia ejercida contra la mujer por esos presuntos machos que las “matan porque son suyas”; o nos indignemos con ellas – contra ellas –  cuando vemos que hay votantes, muchos de ellos en plena juventud[1], que eligen como “padres de la patria” a presuntos pensadores  como el  autollamado “conservador libertario”[2], eurodiputado polaco, de cuyo nombre no quiero acordarme,[3] que se permite decir que las mujeres son inferiores a los hombres, porque “son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes” sin que sea expulsado inmediatamente de su escaño;  o porque ganen menos porque así lo deciden los amos de la empresa, como contestaba aquel empresario a nada menos que a todo un señor director general del Ministerio de Trabajo; o porque haya gente en nuestro pueblo que aún piense que “el verdadero feminismo no debiera consistir en querer para las mujeres las funciones que (aún) hoy se estiman superiores, sino en rodear cada vez de mayor dignidad humana y social a las funciones femeninas”[4], cuyo espacio es el hogar, su misión: servir[5]; su función: ser hembra reproductora, su dedicación: el cuidado de los hijos; su libertad a la medida del “amo de la casa”[6] a quien estará supeditada.

Día de la Mujer - Conquista

A continuación, desayuno molinero (espero no falte el jamón) disfrutando ahora del bienestar que supone no tener que levantarse muy de madrugada para ir a coger aceitunas, a la Garganta por ejemplo, a lo mejor con un simple café de puchero en el estómago.

Disfrutando de cómo han conquistado la posibilidad de degustar en un buen sitio y en un buen ambiente su desayuno en fiesta y no en el lugar de trabajo a una hora en que coincidían los trabajadores que salían del turno de noche con los que entraban en el de día. Momento que aprovechaban para comer juntos.

Acto seguido no se irán a “jugar a la guerra”, aunque los varones nos digan  que disparan de “mentirijilla”.

Nuestras mujeres se irán a conocer los parajes de Conquista, cumpliendo aquello de “nada se quiere si no se conoce”,  además de ofrecernos ejemplos de cómo podemos disfrutar el tiempo libre utilizando el entorno en un ambiente de convivencia y participación en actividades societarias, en este caso de mujeres.

Día de la Mujer - Conquista

Esto el día siete, porque el día 8, miércoles, conmemorarán el “Día Internacional de la Mujer”, dirigido a los varones, para que reconozcamos la presencia, trabajo y rol de la mujer en el mundo,  y a las mujeres para que no olviden que aún les quedan tiempos de lucha para alcanzar la paridad con el hombre hasta llegar a ser “referentes sociales y modelos a seguir»[7].

Desgraciadamente para todos, lo que se iba a conseguir en el “Siglo XX (que iba a ser) el siglo de las mujeres”  fue impedido por la entrada de los fascismos en Europa después de la I Guerra Mundial. Hora es, pues, de invertir esa trayectoria y demos el vuelco definitivo a la emancipación real de la mujer.

A mediodía: Almuerzo-Convivencia, sin tiritos de ninguna clase: salud y buenos alimentos: sus entrantes con su cervecita o su refresco para abrir boca; su ensalada para irle dando gusto al cuerpo; unos calamares y pescado en adobo aunque haya que tener cuidado con no pasarse pues ya sabemos que, aunque bajos en grasas y calorías, es alto su contenido en colesterol y, por si aún no estamos llenos, a mí me gusta el pollo al horno con patatas y pimientos con un riojita fresquito, por favor.

Y el broche: postre y el café para acabar de contentar al paladar, por más que ya va bien servido con los gustos que le hemos dado a lo largo de la comida, aunque ya sabemos que los dulces y esas cosas encogen la ropa.

Y todo en un ambiente de alegría fraternal.

Y como una comida sin postre es como un Día de la Mujer envuelto en tristeza, a partir de las cuatro de la tarde, en la Casa de la Cultura: Música, por si alguien se siente cansada tras el trajín de la comida, que ya sabemos que la música reduce la sensación de fatiga; para que el bienestar siga acompañando a las mujeres pues sabido es que la música estimula las sensaciones de placer y satisfacción, y para mantener el buen humor, pues todo el mundo sabe que la música hace que la gente vea las cosas en positivo.

Día de la Mujer - Conquista

Definitivamente, “quiero ser como ellas”, porque las andaluzas queremos volver a ser lo que fuimos, gente[8] de luz que a las gentes, alma de gentes les dimos”

Juan Pablo Gutiérrez García


[1] Llegó al Parlamento europeo con el 7,2 % de los votantes polacos, siendo el 28,5 %, los sufragios emitidos por jóvenes entre 18 y 25 años.

[2] Así se define el eurodiputado Korwin-Mikke. Yo creo que hay un cruce de cables en su mente, pues dice “libertario” en vez de “liberticida”.

[3] Janusz Korwin-Mikke.

[4] José Antonio Primo de Rivera, Don Benito (Badajoz), 1935.

[5]A través de toda la vida, la misión de la mujer es servir” (Formación Político-Social, 1º de Bachillerato, 1963)

[6]No le pidas explicaciones a tu marido cuando regrese del trabajo. Recuerda siempre que es el amo de la casa”. (Extraído de “Sección Femenina de la F.E. y de las JONS”, 1958.

[7] María José Sánchez Rubio, Consejera de Igualdad y Políticas Sociales, EFE. 04.03.2017.

[8] De “gens”.

 

Tu opinión

‘La Bandera (2/2)’, por Juan Ferrero

“Los contenido que algunos atribuyen a la bandera no están en la bandera, sino en sus cabezas”. Juan Ferrero nos da su opinión

Avatar

Publicado

el

por

Bandera de España

Ya dije en la primera parte que las banderas se inventaron para señalar, para reconocer a un grupo de personas o a un espacio o territorio referido a ese grupo, y que fundir este significado con otros añadidos me parecía infantil y absurdo.

LA BANDERA ESPAÑOLA

Puede observarse que allá donde se acumulan un grupo de banderas, siempre hay unas cuantas que se distinguen con más facilidad que el resto, entre ellas la española; seguramente por su diseño y por tratarse de solo dos colores intensos. Otra, por ejemplo, que destaca enseguida entre las demás es la japonesa, y por lo mismo: su diseño y dos colores. Las banderas que superan los dos colores son más difíciles de identificar cuando concurren con otras. Así lo vieron los diseñadores de nuestra roja y gualda, y opino que fue un acierto, porque creo que cumple mejor que ninguna otra la función de distinguir a personas o espacios.

¿LA BANDERA ACTUAL, LA ROJA Y GUALDA, ES FRANQUISTA Y DE LA DERECHA?

Hay que afirmar categóricamente que no.

Veamos su origen:

El rey Carlos III, en 1785, comprobando que la bandera española de entonces (por el predominio del color blanco de los borbones), se confundía con las banderas de otros territorios en los que España había dominado y, a la sazón, gobernados por ramas borbónicas, convocó un concurso para confeccionar una bandera nueva. Se le presentaron 12 modelos de los cuales Carlos III escogió la actual roja y gualda. Y se decidió por ella, no por algún significado político o ideológico, sino porque consideró que era la mejor bandera para ser reconocida a distancia. Así que mandó instalar la nueva bandera en los buques de la armada militar y en los fortines de las costas. Después, comprobada su eficacia, Isabel II la implantó como bandera general de España, y así ha figurado desde entonces en todas las etapas de nuestra historia, incluida la I República (excepto el tiempo de la II República). Lo único que sí cambió varias veces fue el escudo. La última modificación de éste la llevó a cabo el PSOE, cuando gobernaba en España, ya en la vigente etapa democrática. De modo que, en sentido estricto, puede decirse que la bandera que ahora identifica a nuestra nación es la del PSOE.

¿HEMOS DE DESHACERNOS ENTONCES DE LA BANDERA TRICOLOR DE LA II REPÚBLICA?

Pues no.

Una vez más, repito (repetición intencionada para invitar a la reflexión), que una bandera es un instrumento que permite reconocer un colectivo de personas, más o menos amplio, o cualquier objeto referido a él, y solo debiera servir para eso. Los contenidos que algunos atribuyen a una bandera no están en la bandera, sino en sus cabezas. Existen banderas de muchas clases: nacionales, autonómicas, de partidos, de asociaciones religiosas, deportivas, culturales, etc. etc. Cuando en un acontecimiento social alguien quiere hacer notar su presencia como, por ejemplo, un comunista, anarquista, republicano, requeté, etc., enarbola la bandera correspondiente. Pero esto no debiera significar que, si llegaran a hacerse realidad las pretensiones de estas personas o sectores, hubiese que sustituir la actual bandera nacional por la correspondiente sectorial. Por una parte tendríamos las banderas sectoriales y, sobre ellas, la bandera nacional, la roja y gualda; porque es la que con más eficacia cumple la misión para la cual fueron  creados estos instrumentos.

Reteniendo lo que he dicho sobre lo que es una bandera, debiéramos utilizar el sentido común y práctico. El que una persona porte una bandera de la II República (la tricolor)    debiera significar su deseo de que se instale en la sociedad el sistema político de la II República. Pero por encima de todas las banderas, la roja y gualda de la nación española.

Verdad es que los franquistas y la más rancia derecha se han querido apoderar indebidamente de ella. Sin embargo, si todos aceptásemos la roja y gualda como la bandera nacional, ese sector político de la derecha se quedaría sin bandera que los identificara.

Los hay que objetan que se trata de una bandera monárquica porque la confeccionó un rey.

Es cierto que la eligió un rey. Pero en sus llamativos colores no se hace referencia a casa real alguna. Y si nos guiásemos por ese argumento, los que no somos monárquicos no podríamos transitar por las amplias avenidas y otros lugares del centro de Madrid, construidos precisamente por el monarca Carlos III.

De modo que: República, sí; pero con la bandera roja y gualda como bandera común de todos los españoles.

Juan Ferrero

Continuar leyendo

Tu opinión

‘Cuando los mapas despiertan incomodidad’, por Luciano Cabrera Gil

Luciano Cabrera Gil opina sobre el mapa publicado por Diputación de Córdoba mostrando las actuaciones que se llevarán a cabo en carreteras de la provincia.

Avatar

Publicado

el

por

Carretera CO-7411

A propósito del Mapa de actuación en carreteras provinciales de Córdoba, con la reseña relativa a Despoblación Territorial, creo que ha llegado el momento de expresar algunas consideraciones:

Primera.- La vertebración, la compensación, el reequilibrio y la solidaridad territoriales, son pilares en que se debe asentar cada decisión de quienes tienen opción de gobernar y administrar el gasto público de instituciones cuyo ámbito de influencia excede de lo municipal, entiéndase por tanto la Diputación Provincial, Junta de Andalucía y Gobierno Central.

Segunda.- La correlación de esfuerzo económico e inversión de la Diputación de Córdoba para vertebración de los territorios norte y sur , a lo largo de las cuatro últimas décadas es preocupante, pues salvo actuaciones aisladas o puntuales como la creación de partida presupuestaria específica con la denominación Plan del Norte y la participación en la financiación de importe de las expropiaciones para construcción de la Presa de la Colada, ambas siendo Presidente de la Diputación Matías González López, no queda mucho que añadir, a menos que se refiera cierto tratamiento positivo en asignación de cuantías a los municipios de menos población a través de los Planes Provinciales.

Tercera.- No es cuestión meramente coyuntural, pues viene de mucho tiempo atrás. Invitar al análisis más que a la defensa o argumentación de esta u otras intervenciones y decisiones.

Cuarta.- La asignación y reparto de una cuantía económica a los municipios que integran las Mancomunidades del Guadiato y de los Pedroches, cifrada en 600.000.- €, en el año 2020, lo que supone una cantidad de 21.428,57 € para cada uno de los 28 municipios, ni es relevante ni resuelve el déficit estructural, de infraestructuras o de servicios que las zonas del Norte de la Provincia de Córdoba presentan, ni provoca ningún efecto significativo en la economía de los municipios y por tanto en su población.

Quinta.- Las comarcas del Guadiato y Pedroches ocupan una superficie superior al tercio de superficie de la provincia, si bien en cuanto a población se refiere alcanzan un porcentaje del 17 % en el contexto provincial, excluida la capital, referencias ciertas que arrojan un futuro incierto. Con gestos y declaraciones propias del momento no se modifica un territorio, ni se abren expectativas para sus habitantes.

Sexta.- Urge un Plan de Activación Económica en Los Pedroches que genere actividad económica sólida, estructural y permanente, lejos de acciones coyunturales. Urge poner en marcha el máximo apoyo al tejido empresarial existente, desarrollando actividades como eje de la economía y otras con carácter auxiliar, extrayendo el máximo rendimiento posible a los recursos propios. Como también urge disponer de elementos que favorecen el desarrollo como infraestructuras adecuadas, y la máxima aplicación de forma conjunta y consensuada en esa línea de todos los sectores económicos, políticos y sociales sean posibles. En definitiva, un Plan de Comarca que exceda de lo local.

Séptima.- Ser espectadores resulta cómodo, y según el resultado, evidente, poco rentable. Hace falta creer en una Comarca más próspera auspiciada por más actores, más impulsores, entregados al diseño y ejecución de propuestas viables. Debemos obligarnos a generar más entusiasmo e ilusión, frente al victimismo y lamentos continuos o aislados. Análisis catastrofistas no ayudan, y adolecen muchas veces de oportunismo. Hay espacio para dejar atrás proclamas como “estamos olvidados” “no tenemos peso político” y más, y dar paso a otras del tipo “Vivimos en una gran Comarca que entre todos debemos hacer mejor”, lo que daría otra dimensión a la demanda, siempre conscientes de la realidad.

Octava.- Una sociedad que deja recaer todo su futuro en manos de sus representantes políticos está destinada a metas menores, aun valorando el trabajo de los mismos. Pues resulta más acertado que el empuje y la implicación así como la responsabilidad, y el éxito o fracaso también, si se producen, sean siempre compartidos. Un proyecto inclusivo, en toda su extensión, propicia resultados proporcionales a los implicados.

Por ello, con toda la urgencia posible, trabajemos por crear nuevos Mapas de la provincia y de los Pedroches, con otros indicadores, que nos hagan sentir orgullosos del trabajo colectivo.

Luciano Cabrera Gil

Continuar leyendo

Tu opinión

‘La Bandera (1/2)’, por Juan Ferrero

“El estandarte evolucionó hacia la bandera y tanto uno como otra tuvieron en su origen una función identificativa”. Un artículo de opinión de Juan Ferrero

Avatar

Publicado

el

por

Bandera de España

El primer objeto que más se pareció a la bandera actual fue el banderín que los antiguos arqueros utilizaban colocado en el extremo de una lanza para comprobar la corriente del viento y calcular así la dirección a la que debían lanzar las flechas.

Pero el verdadero antecedente de la bandera, por su función, fue el estandarte que utilizaron las antiguas civilizaciones. Consistía en dos listones en forma de “T” en los que se colgaba un lienzo rígido. El estandarte evolucionó hacia la bandera y tanto uno como otra tuvieron en su origen una función identificativa. Servían para que se reconociera al colectivo de personas que los portaban o el espacio donde se hallaban.

Mas con el tiempo, de un modo subjetivo y, a veces mal intencionado, fueron atribuyendo a la bandera conceptos y valores que nada tenían (ni tienen) que ver con su propia naturaleza (un palo y una tela).

Recuerdo que cuando tenía 17 años me incorporé al Ejército y, como recluta, tuve que jurar bandera. Allí  nos decían que ella era nuestra madre y era obligatorio en esa jura darle un beso mientras se desfilaba.De esta manera me fui enterando de que, además de nuestra madre natural, teníamos otras madres: la Virgen María, la Patria y la Bandera… ¡Muchas madres me parecían a mí! Respecto a la última, yo nunca he dejado de ver una pieza de tela tintada de roja y gualda.Aquí podríamos insertar la historia que se contaba entonces entre la tropa sobre aquel a quien, en una clase de teórica, le preguntó el sargento qué era la bandera, y el recluta no supo responder. Dos bofetadas del sargento por no haber estado atento a las explicaciones en la clase y no contestar que la bandera era su madre. Al siguiente recluta, que era primo del anterior, volvió el sargento a hacerle la misma pregunta: “¿Qué es la bandera?”. El muchacho respondió apresuradamente para evitar el guantazo: “¡La bandera es mi tía, sargento!”.

Pienso que la bandera (todas las banderas) es un palo con un trozo de tela colgado, y que su función es la de identificar a quien la lleva o el espacio en el que se instala.

Considero que cargar un tejido de significados es un absurdo y un infantilismo. Algo parecido a cuando de chicos nos hacían creer en los Reyes Magos. Por eso, no debiera hacerse caso ni tenerse en cuenta a quienes, por ejemplo, queman o escupen a una bandera. Tales individuos están revelando ese infantilismo que cito y subajo nivel  intelectual. Estos sujetos, por nuestra parte, debieran merecer el juicio que merecería, por ejemplo, aquella persona a la que viéramos hablar con un muñeco.

Una cosa es el objeto que sirve para señalar un espacio y otra cosa distinta es ese espacio. Así (pongo un ejemplos más), el independentista que quisiera agravar el territorio al que se siente atado, tendría que viajar fuera de su “nación” y, una vez en la frontera, escupir a ese territorio enemigo; siempre tendría más sentido que escupirle a un pedazo de tela.

Creo que las cosas son lo que son y que sirven para lo que han sido creadas; lo demás debiera resultar absurdo, tanto para el que carga de significados los objetos, como para el que acepta y admite esa carga.

En la segunda parte escribiré sobre qué bandera debiera usarse cuando se establezca la  III República en España.

Juan Ferrero

Continuar leyendo
La tienda de 17pueblos.es
La tienda de 17pueblos.es

CONTACTAR

¿Quieres ponerte en contacto con nosotros? Escríbenos y contestaremos lo más rápido posible. También nos puedes enviar un Whatsapp y lo atenderemos en cuanto nos sea posible.

  • Tlf: 646 175 273
  • Correo: info@17pueblos.es

 

Repasando

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies