Como ya informamos, el Ayuntamiento de Pozoblanco tiene prevista la remodelación del mercado de abastos y para ello ha planteado dos opciones. Una de ellas, la eliminación total del edificio actual, está generando diferentes opiniones que está provocando un nuevo tema de conversación en Pozoblanco.

Si interesante puede ser la opinión de Antonio Merino en su blog Solienses, aún más si leemos los comentarios que acompañan:

“Pozoblanco ha hecho de la destrucción de su pasado una seña de identidad y alguna vez tendrá que parar. Su Plaza del Abastos no goza de la suntuosidad modernista de tantos mercados que nos seducen en otras ciudades, pero entre sus paredes de granito se guarda una parte de la historia reciente de la localidad, que no es solo suya, sino de todos los que alguna vez hemos paseado…” [leer completo en Solienses]

Juan Bautista Carpio, anterior concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pozoblanco, además de doctor en Historia, también ha dejado algunas pinceladas sobre su opinión en su blog:

“Ejemplos de planificación urbanística para revitalizar el centro hay muchos. Los que yo conozco pasan todos por la creación de áreas de preferencia peatonal. La propia configuración de nuestras ciudades y pueblos así parece exigirlo: el centro de calles estrechas y enrevesadas para el peatón, las modernas afueras con sus avenidas para los coches. ¿Por qué, entonces, pensar en un enorme aparcamiento subterráneo en La Plaza, derribando un edificio protegido para intensificar el tráfico por el centro?” [leer completo aquí]

Y para saber más sobre el actual edificio del mercado de abastos, podemos leer el interesante artículo publicado en la revista Alacena por la asociación Piedra y Cal:

Descargar (PDF, 2.94MB)