Ya comentó alguien que aquello de “ñoritos” no podría ser el apodo de los de Añora, y ahora se ha vuelto a comentar, achacando “falta de cultura”.

Hace un año publicamos un pequeño juego consistente en relacionar apodos con pueblos de Los Pedroches. Uno de ellos es “ñoritos” y ahí saltó, y ha saltado, la polémica. En diferentes comentarios se ha achacado a ignorancia y falta de cultura de quien lo ha publicado el decir que con “ñoritos” nos referimos a los habitantes de Añora.

Como los comentarios “se los lleva el viento”, una vez leídos, y como nos sentimos aludidos, es nuestra obligación lo que, en parte, ya respondimos en su momento. Por cierto, ojo, siempre estamos hablando de “apodos“, no de “gentilicios“.

En un principio, tal y como se especifica en el juego, los datos están recogidos de un trabajo realizado por Juan Ocaña Torrejón, y publicado en el Boletín de la Real Academia de Córdoba en 1961 bajo el título “Apodos de los naturales del Valle de Los Pedroches“. El párrafo que nos interesa dice así:

“A los de Añora, palabra derivada de la vieja “Nora o Ñora” (noria), se le aplica el diminutivo de la primitiva, siendo pues, NORITOS o ÑORITOS; en lo que solo puede verse una cariñosa insinuación a su reducido vecindario en aquellos días.”

Además de esta referencia, hemos buscado otras en diferentes sitios. Y sí, las hemos encontrado.

En el libro “Onomástica cordobesa: gentilicios“, de María del Carmen Gordillo Vázquez y publicado por la Diputación de Córdoba en 1991, nos encontramos con el siguiente párrafo:

“AÑORA.- Este pueblos tuvo su origen en las cercanías de una noria, existente en la huerta de Crespo, circunstancia de la que adoptó su denominación: La Noria > La Nora > Lañora > Añora. Sus moradores son llamados noriegos, formando el gentilicio sobre el topónimo originario. También se les conoce, según denominación de los pueblos vecinos, como jarabos y como noritos o ñoritos.”

Marisa Doctor escribía en un artículo de la revista de feria de 2013 de Villanueva del Duque lo siguiente:

“Durante la feria de agosto, Disc’Oasis se convertía en la caseta de los jóvenes villaduqueños pero también de los tarugos (Pozoblanco), mojinos (Alcaracejos), ñoritos (Añora), colodros (Hinojosa del Duque), gacheros (Pedroche), rabones (El Viso), jarotes (Villanueva de Códoba), tiznados (Torrecampo), usías (Dos Torres), lanchegos (Fuente La Lancha), zorrunos (Belalcázar) y algún mote más que seguro he olvidado. Nosotros, los ‘cuervos’, tampoco nos perdíamos ninguna de sus ferias.”

Existen más referencias en libros, como por ejemplo en “Gentilicios españoles” de Tomás de la Torre Aparicio, publicado en 2003, o en “Antropología : alimentación, familia y parentesco” de Francisco Rodríguez Iglesias, publicado en 2001. E incluso nos encontramos referencias en periódicos, como ésta publicada el 3 de febrero de 2015 en ABC:

“De los mejor pertrechados en la cosa del nombre es Añora, donde el noriego tiene su uso local en norito aunque haya algún manual donde se cita el término jarabo e incluso ñorito, probablemente, como formas extintas de llamar a los vecinos.”

En definitiva, no creemos justo llamar ignorante e inculto a Juan Ocaña Torrejón. Ni al resto.

 


Más sobre los apodos de Los Pedroches: