De vez en cuando me da por repasar, actualizar, los diferentes documentos que tengo almacenados en pedrocheenlared.com. Y ahora, quizás por estar leyendo “Hija de Sexto Mario“, me ha dado por recordar las inscripciones latinas de época romana encontradas en Pedroche.

En el Corpus Inscriptionum Latinarum (CIL), que es una recopilación de inscripciones del mundo romano, localizadas en Pedroche tenemos dos, una en la ermita de San Sebastián y otra en la actual calle El Cirio.

Según la información aportada por la base de datos epigráfica Heidelberg, en la ermita de San Sebastián tenemos una estela funeraria con el texto “C(aius) SENTI/[US—]/——“, de 84x50x26 cm (alto, ancho y profundo), con un tamaño de letras de 8-9 cm. Está datada entre el año 1 AC y el año 100 AC.

Estaría bien que la inscripción hiciera referencia a Gaius Sentius Saturninus, senador romano, o alguno de sus hijos. No será, a saber cuántos Caius Sentius había por el mundo…

Hoy en día se encuentra en el mismo sitio que cuando fue encontrada, en un contrafuerte interior de la ermita. Se trata de uno de esos elementos que podríamos ver fácilmente si las visitas turísticas a la ermita fuesen posibles. Esperemos.

Estela funeraria situada en la ermita de San Sebastián

La estela funeraria encontrada en la calle El Cirio contiene el texto “Cal[pur]/nia [Vi]/cto[ria] / an(norum) X[—] / (h)ic s(ita) s(it) [t(ibi) t(erra) l(evis)]“, de 91x23x37 cm, con un tamaño de letras de 5-7 cm. Y está datada entre el año 71 AC y el año 130 AC.

¿Calpurnia Victoria? Pues no sé quién será, ni quién puede ser. Una que falleció, seguramente.

hic sita sit tibi terra levis“, “Sit tibi terra levis“, es una locución latina utilizada como epitafio, que se puede traducir como “que la tierra te sea ligera” o “que la tierra te sea leve”.

Según Gloria Galeano Cuenta, en su trabajo “Epigrafia funeraria romana de la provincia de Córdoba“, esta estela está guardada en la Casa-Museo “Posada del Moro”, actual Museo PRASA Torrecampo. En ese caso, es muy probable que sea cierto, bueno es saberlo. Varias piezas hay allí provenientes de Pedroche que bien podían formar parte de un pequeño espacio expositivo permanente en su lugar de origen. Habría que ponerse manos a la obra.


Estela funeraria encontrada en la calle El Cirio

Gloria Galeano también sitúa la siguiente pieza en Pedroche, pero debe ser un error de interpretación. Según el CIL se localizó en Baedro, y ya sabemos todos que lo más fácil es que Baedro no estuviera por estos lares, sino por la zona de El Viso, Hinojosa del Duque y Belalcázar.

El Ayuntamiento de Belalcázar la tiene señalada como aparecida en este municipio, según leemos aquí, aunque en la base de datos epigráfica Heidelberg aparece “Los Pedroches“. Otras inscripciones localizadas en Baedro, sí que señala que es en la zona de El Viso o Villanueva del Duque, por ejemplo, pero ésta no. Da igual. En algún lugar se encontraría.

Según indica Galeano, ahora se encuentra en una colección particular de Córdoba.

En fin, poco da de sí dos piedras. Otro día más.